La experiencia de la claudicación de la “burguesía constructiva” como la denomina Kelly, y el papel de la clase obrera enfrentando espontáneamente a toda la reacción burguesa conmueve el nacionalismo. Una de sus variantes, el sector de la Alianza Libertadora Nacionalista, que el 16 de junio de 1955, custodiando las armerías impidió que se armara espontáneamente la clase obrera, en setiembre del mismo año fue uno de los pocos núcleos que enfrentó al ejército “libertador” y ya en la huelga del 17 de octubre de 1955, contra la entrega cobarde de la dirección sindical y la traición de la “pseudo izquierda” que “carnereó” disciplinadamente, se alinearon junto a la clase obrera procurando impulsar su movilización para enfrentar la marea reaccionaria.
Las actitudes de Guillermo Patricio Kelly constituyen uno de los principales puntos de referencia para seguir la evolución de este sector del nacionalismo, pues si bien la Alianza Libertadora Nacionalista hoy no existe como expresión organizada, es evidente que su pensamiento y actitudes tienen una repercusión) apreciable en el peronismo. El telegrama de G.P. Kelly a Perón pidiéndole que volviera al país para dirigir desde acá el movimiento, su enfrentamiento con varias actitudes claudicantes de las direcciones, los reportajes publicados en “Democracia”, revelan la evolución de su pensamiento, su apreciable superación en el plano ideológico, su intento de comprender la realidad nacional y su resuelta vocación por participar activamente en la militancia política, no obstante las consecuencias que le acarrea por su condición de procesado. (Confinamiento en el sur. Incomunicación. Celda correctiva).
El reportaje a Guillermo Patricio Kelly que publica la “Revista de la LIBERACIÓN”, es una evidencia del proceso apuntado. Nuestras discrepancias con su pensamiento no nos hacen perder de vista su positividad y entendemos que la crítica a sus posiciones hecha desde la izquierda, para ser constructiva, debe incluir también el análisis de la izquierda argentina. No es posible aceptar la crítica a Kelly, desde la trinchera de la Unión Democrática, desde la “revolución libertadora”, el apoyo al frondicismo, el laicismo pequeño burgués o la claudicación frente al peronismo.
Sólo a partir del replanteo crítico de la izquierda argentina es posible la comprensión de corrientes nacionalistas como la que Guillermo Patricio Kelly representa. Planteadas las premisas generales de nuestra posición, quedan las páginas de la “Revista de la LIBERACIÓN” abiertas para la polémica esclarecedora.

1. Se dice que Ud. quiere desnazificarse
Kelly. No fui jamás nazi. Los liberales del mal llamado comunismo todavía no se han podido curar del trauma producto de un horror nazi. Aquellos que sean nacionalistas forzadamente deben ser “nazis”. Las organizaciones de judíos guerrilleros terroristas también tuvieron que aguantar el sanbenito de la acusación. Si volvemos a fojas cero sabremos que mi nacionalismo acompañaba a la burguesía constructiva que era el peronismo; mientras tanto, la burocracia se alineaba al lado del aparato liberal-capitalista formando la Unión Democrática.

2. ¿Cómo analiza al peronismo?
Kelly: Ante la caducidad de los partidos del régimen, —ese patricia do burgués corporativista y reaccionario— el PUEBLO TRABAJADOR se aglutina, hasta ahora anárquicamente, formando el movimiento de masas. El PERONISMO es su columna vertebral, su porción humana postergada alimenta la entraña popular pese a todo y todos.
El peronismo tiene en su conducción a los representantes burgueses fotocopiados de turno, a los testaferros cíe aquellos que utilizan al peronismo como una Sociedad Anónima, cuyos paquetes accionarios están repartidos en manos reaccionarias gorilas. Está danzando la bonita suma de mil millones de pesos dentro del engranaje liberal extremista que sostiene los dividendos
y verduguea al PUEBLO TRABAJADOR. Se prestan a ello cien viejos y nuevos lacayos a sueldo que va trazando la traición en contra de los obreros. Una rosca que sostiene el statu-quo del equilibrio suicida que arranca desde el vamos del peronismo.

3. ¿Las detenciones últimas no indican una “caminata” a las soluciones?
Kelly; ¡No me haga reír! Cuando Latinoamérica triunfe sobre los esclavistas, —estos latifundistas que rezan a Dios y escupen sobre el hambre y analfabetismo de misiones de seres humanos— habrá soluciones. Detener a ios Mízrajis y Jajan con la consiguiente- publicidad gooeliana es un acto descriminatorio y que los “azules” fascistas saben muy bien. Cuando desmonten el aparato de los nihilistas terroristas de la oligarquía y desarmen Ja organización económica y se unan al pueblo en un acto de Justicia, vendrá la solución.

4. ¿Es posible ampliar estas definiciones?
Kelly: No hay soluciones NACIONALES mientras no aplastemos a los antinacionales. ESTE PROCESO ES UN PROBLEMA DE CLASES Y NO DE RAZAS como se lo presenta para embotar a la opinión pública.
Desgraciadamente, los aventureros, energúmenos, y vividores del antitotalitarismo, son enemigos del pueblo trabajador.. Algunas comunidades extranjeras, totalmente equivocadas en el análisis, se prestan a crear las condiciones psicológicas para esta etapa fascista que se une a un proceso que cabalga” epilépticamente en el mismo continente.

5. Su opinión ante el fusilamiento del comunista Grimau Kelly.
Sigo siendo solidario con todas las bases antifascistas del mundo entero. El “piadoso”, “católico” y ASESINO Franco no difiere de los que no perdonaron al general Valle. Es el catálogo de los Pérez Giménez, Dios y Trujillo,Miró Cardona, Beria y tantos irracionales más.

6. Puede darnos una definición sobre el militar argentino-latinoamericano?
Kelly: Generalizando, los militares son soldados degenerados en el sentido civil. Hasta ahora han actuado como fuerzas pretorianas bajo la concepción nihilista–.errorista de un liberalismo a contramano del proceso histórico. INEXORABLEMENTE, a medida que avancen IMPLACABLEMENTE las contradicciones dictadas por orden económico, se hará luz sobre sus esquemáticas y sectarias mentes uniformadas. NACIONALMENTE deberán definirse ante la antinomia: pueblo trabajador versus parásitos. Si dan los cien pasos adelante (los -azules” son burgueses con un total desconocimiento del proceso histórico) podrán soldarse al pueblo creando las condiciones estables de LIBERACIÓN NACIONAL Y POPULAR. Si vomitan, en la comprensión, los prejuicios religiosos, políticos y raciales, nuestra argentina será la pase de una INTERPRETACIÓN CORRECTA del fenómeno social-político-económico latinoamericano.
No tengo la menor duda de buena voluntad patria en muchos de ellos, aunque me consta el analfabetismo ideológico que conforma el accionar.

7. ¿Cuándo saldrá su libro?
Kelly: “Ni un minuto antes, ni un minuto después”. Que se lo vayan aguantando los traidores…

8. Una figura universal que admire
Kelly: Juan XXIII en su lucha en contra de las corrientes reaccionarias. ¿Sus dos últimas encíclicas son una tremenda contribución pa:a la paz UNIVERSAL. Un enfrentamiento a los Atilas del capitalismo monopolista. Por supuesto que los “mancebos” que viven amparados en el catolicismo no quieren a este anciano sabio, realista y justo.

9. Alguien afirmó que era Ud. pacifista. ¿Lo es?
Kelly: Soy -sigo siendo— un revolucionario al lado de mi pueblo perseguido.

10. ¿Qué es el nacionalismo?
Kelly: ¡Pueblo en marcha hacia su liberación total! He desarmado la A.L.N. y las siglas nacionalistas son trapos sucios de la burguesía reaccionaria con sus taras como blasones.
Villa Devoto, 25 de abril de 1963

Tags: , ,