Ante la invitación para discutir sobre la celebración del próximo 1 de Mayo, la organización y agrupaciones firmantes formulamos lo siguiente :
1) Con respecto a lo político, nos remitimos y ratificamos lo expuesto en el documento entregado al señor Secretario Militar y Político de la Presidencia de la Nación, coronel Vicente Damasco el día 2 del corriente mes.
2) Con respecto al 1 de Mayo consideramos:
a) el acto es esencialmente una asamblea popular en la que los trabajadores y el pueblo deberán dialogar con el Gral. Perón y ello es imprescindible para el desarrollo de nuestro proceso hacia la liberación nacional. Pero ocurre que lo que debería ser un día de fiesta y reencuentro, suscita reservas en el pueblo a partir de la presencia de
infiltrados en el gobierno popular;
b) ninguna traba de tipo organizativo debe establecerse para impedir este diálogo; para garantizar la organización del acto es conveniente que los compañeros de la JTP integren la comisión encargada del mismo;
c) recogiendo el anhelo de los compañeros del interior del país —que desde el último 20 de junio ven frustrados sus deseos de dialogar con el general Perón— la organización y agrupaciones firmantes están facilitando su traslado a esta capital;
d) la bandera nacional es una sola y en ella nos identificamos todos los argentinos, pero la unidad nacional no exige que cada sector antiimperialista pueda expresarse;
e) para evitar los inconvenientes que podrían presentarse en la concentración, hemos decidido ocupar, una zona determinada de la Plaza de Mayo. Es la que tiene por límite
natural los edificios del Banco de la Nación y la Catedral Metropolitana;
f) los infiltrados del continuismo en el Gobierno Popular, siguiendo directivas de sus amos imperialistas, han agudizado su campaña de provocación a los peronistas. Esto llega así, a límites exasperantes. No sólo se ha ordenado la captura de Envar El Kadre y se ha detenido a reconocidos peronistas como Alberto Camps, Eusebio Maestre y otros compañeros, sino que además, la información recibida es alarmante. Alberto Camps, sobreviviente de la masacre de Trelew —y no herido en el intento de fuga de la base Almirante Zar, como dice el comunicado policial— ha sido torturado. Lo mismo ocurrió con Eusebio Maestre y su compañera. Todo esto, además de agraviar a los peronistas, en nada contribuyen a la pacificación y al diálogo del pueblo con el General Perón en la Plaza. Por el contrario, sólo representa el avance del imperialismo sobre las fuerzas populares;
g) A todo esto se suman, indudablemente, las solicitadas publicadas en los medios de difusión del sistema mediante las cuales distintos sectores sindicales amenazaron con un “1 de Mayo rojo”. A nadie escapa —a partir de las provocaciones que venimos denunciando— el riesgo que esta asamblea popular se transforme en un nuevo 20 de junio. Esto es lo que el imperialismo y sus agentes están queriendo provocar.
3) Porque entendemos que ello es imprescindible para reencauzar este proceso, lograr la pacificación del país y evitar el fracaso del 1 de Mayo, ratificamos los pedidos de renuncia de todos los funcionarios infiltrados en el Gobierno Popular que se formulan en el documento entregado al coronel Vicente Damasco.
PERÓN O MUERTE LIBRES O MUERTOS
VIVA LA PATRIA JAMAS ESCLAVOS

MONTONEROS

Tags: , ,