Nuestro Partido ha concebido y practicado desde sus orígenes, el principio de que las estructuras organizativas deben permanentemente irse adecuando a las diferentes etapas del proceso por las que transcurre. Así, nuestra historia demuestra modificaciones en los diagramas organizativos que, respetando los instrumentos básicos de un partido revolucionario, nos permitieron conducir con mayor eficacia.
Este mismo criterio lo hemos sostenido respecto de los cuadros del Partido y sus funciones, donde el principio que rige es el de la reubicación de los compañeros cada vez que sea necesario tanto por nuevas funciones que se crean, por reajustes organizativos que faciliten la conducción en
determinados períodos, como por necesidad de efectuar reemplazos debido a caídas de compañeros en la lucha.
Cuando las FFAA dan el golpe en marzo de 1976, las dos estructuras de carácter nacional con que el Partido ejercía la conducción del conjunto de las fuerzas eran la Conducción Nacional y el Secretariado Nacional.
Integraban la Conducción Nacional en esos momentos los compañeros Comandantes Mario E. Firmenich, Roberto C. Perdía, Carlos Hobert y Raúl Yager. A fines de 1976 muere heroicamente en combate el Comandante Hobert y su puesto lo ocupa el Comandante Julio Roque quién deja entonces su función anterior de Secretario Político Nacional.
En mayo de 1977 nuevamente sufrimos un duro golpe con la muerte ejemplar en combate del Comandante Roque. Se incorpora entonces a la Conducción Nacional el Comandante Horacio Mendizábal, quién, para ello, deja la función de Secretario Militar Nacional que venía desempeñando desde abril de 1976.
Desde esa fecha hasta ahora, los Comandantes Firmenich, Perdía, Yágery Mendizábal fueron quienes, ejerciendo la máxima conducción de nuestro Partido, tuvieron la responsabilidad de comandar la estrategia con la que. pusimos fin a la ofensiva dictatorial. Foto 1
La conducción estratégica de la Campaña de Contraofensiva requiere modificaciones organizativas y funcionales. Las definiciones político-organizativas adoptadas por el Consejo Nacional del Partido entre las que se cuentan la disolución del Secretariado Nacional, la redefinición organizativa de la estructura de mando de la fuerza militar y la creación de la fuerza de Agitación, entre otras, así como la decisión de que todas las funciones de mando estratégico y táctico se concentren en la Conducción Nacional, hace necesario rea-decuar la estructuración orgánica y funcional de esa Conducción, dado que asume nuevas funciones y se modifican otras, tales como la Jefatura del Secretariado Nacional y la Jefatura del Ejército Montonero que venían desempeñando desde marzo de 1978 los Comandantes Yager y Mendizábal, y que ahora pasan a ser asumidas por el conjunto de la Conducción Nacional y Comandancia en Jefe del Ejército.
En ese marco se incorporan a la Conducción Nacional los compañeros Segundos Comandantes Fernando Vaca Narvaja y Horacio Campiglia, ambos integrantes hasta ahora del Secretariado Nacional donde cubrían las funciones de Secretario de Relaciones Exteriores y Secretario Militar respectivamente. El primero continuará desempeñando las mismas funciones desde la Conducción, y el compañero Campiglia se hará cargo de la nueva Secretaría Auxiliar de Comando.
Dado los excelentes antecedentes adquiridos por ambos compañeros en el desempeño ejemplar de sus funciones en el Secretariado, su incorporación a la Conducción Nacional suma un invalorable aporte, lo que fue puesto de manifiesto por el Comandante Firmenich al saludarlos especialmente en momentos de asumir sus nuevas responsabilidades.
El brillante desempeño del Comandante Mendizábal al frente de la Jefatura del E-jército Montonero es destacado por el Comandante Firmenich, quién lo felicita y expresa el agradecimiento en nombre del conjunto del Partido por el rol cumplido por las fuerzas militares a su mando en la detención de la ofensiva enemiga. Al propio tiempo le desea los mismos éxitos en su nueva tarea al frente de la Secretaría de Agitación, Prensa y Adoctrinamiento en la que deberá garantizar la formación de los cuadros y el desarrollo de las fuerzas de agitación de reciente creación.
En el mismo acto abandona su cargo de Secretario Militar y 2do. Jefe del Ejército el Compañero Segundo Comandante Campiglia, para pasar a formar parte de la Conducción Nacional.
Las funciones de la Secretaría Militar del Partido son asumidas por el Comandante Raúl C. Yager, hasta ahora Jefe del Secretariado Nacional. La difícil responsabilidad de dirigir el contraataque de nuestras fuerzas militares, exigirá al compañero la misma dedicación y esfuerzo con que se vino desempeñando hasta ahora, lo cual fue remarcado por el Comandante Firmenich al entregarle el mando de la Secretaría, expresándole en la oportunidad, la total confianza en su desempeño al frente de la nueva tarea.
Las decisivas funciones de la Secretaría Política son jerarquizadas aún más para la Contraofensiva puesto que sus tareas constituyen el eje central de dicha Campaña. Por esa razón quedan a cargo del Comandante Roberto Perdía, quién, como lo señaló el Comandante Firmenich, con la gran capacidad y empeño que han caracterizado siempre su historia militante, hace indudable el éxito de su difícil tarea.
Al hacerlo, asumen el compromiso de brindarse totalmente en dar la gran batalla de la Contraofensiva, en el marco de la más elevada cohesión que le da a una Conducción el haber desarrollado exitosamente la primera fase de la lucha contra la dictadura. El Partido espera de ellos que sepan cumplir con su deber de revolucionarios.

Tags: , , , ,