Una vez más en los últimos tres años, los trabajadores dan una lección a los militares argentinos y al nuevo “brujo” de la política, Martínez de Hoz. Las jomadas de protesta, con la huelga nacional del 27 de abril, jalonan tres años de duras luchas de los trabajadores y sellan el triunfo de la Resistencia. Avanzando en un proceso de acumulación de fuerzas hacia la progresiva Unidad de la lucha sindical.
Las jomadas del 27 de abril señalan claramente que, está en la voluntad de los trabajadores, en la heroicidad de sus luchas, el avanzar en la unificación de las mismas. La huelga nacional muestra una actitud digna y justa de la Comisión de los 25, al sumarse a la lucha en defensa de los intereses de los trabajadores, por ello el Partido Montonero y el MPM apoyaron, impulsaron y convocaron a la huelga. Pero también muestra la debilidad de la dirigencia sindical, por sus disputas intestinas, la actitud complaciente de la CNT, la falta de control y representatividad de sus estructuras adheridas. Hubo gremios enrolados en la Comisión de los 25 que no pararon y gremios enrolados en la CNT que sí lo hicieron, en clara contraposición de sus referentes. Las disputas de la dirigencia sindical, no están a la altura que las actuales circunstancias imponen, aquellos que se cieguen a esta realidad insoslayable, deberán recordar el apotegma peronista, “marcharemos con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes”.
Una vez más, aunque con debilidades organizativas, se puso de manifiesto en esta huelga nacional, la potencialidad de la presencia de estructuras sindicales de base por fábrica. La irrupción de un nuevo sector dirigente formado y fogueado en la lucha sindica! más dura y sangrienta que conocieron los trabajadores argentinos.
El resultado de la huelga del 27 de abril, significa que la contraofensiva está en marcha y con ella la derrota definitiva de la dictadura militar.
Es por ello que nuestro Partido Montonero, que ho estado a la vanguardia de la resistencia sindical, plantea desde los Grupos Básicos por Fábrica desarrollar e impulsar la organización de los trabajadores a través de las Coordinadoras Sindicales que refuercen y unifiquen la lucha. Para recuperar la única Tribuna que conoce el peronismo en muchos años, la Calle, y desde ella imponer la legalidad y poder de los trabajadores.

Tags: