El Monoblock General Belgrano fue construido por orden de Evita en Virrey del Pino y Migueletes, junto a las vías y a la Avenida del Libertador. Allí se instalaron 130 familias humildes, en pleno Belgrano. Allí viven las compañeras que el viernes por la mañana se lanzaron a la calle para que se «cumpliera la orden del compañero presidente» de abaratar el precio de la carne. La Comisión de Movilización y Control se constituyó un día antes. Fue fácil: son las mismas compañeras que vienen peleando por mantener la llama del peronismo en el barrio desde hace 18 años.
Allí estaba Haydeé Carnaghi, la «Tía Tota» como le llaman con afecto los compañeros de Juventud Perónista que también acompañaron y apoyaron las tareas de control.
«Nosotras somos mujeres de la Resistencia peronista, hemos peleado durante 18 años, ahora que nuestros enemigos han pedido una tregua vamos a reconstruir el país junto con el compañero Cámpora para llevar a Perón al Poder, que es como decir todos nosotros con todo el poder para hacer la liberación. Ahora vamos a controlar desde nuestros barrios que no se saboteé al gobierno peronista no cumpliendo sus disposiciones. Vamos a hacer cumplir la Ley mientras dure esta tregua, pero si la rompen, volveremos a pelear. Total ya estamos acostumbradas.»
Tota, con garra peronista sintetiza la labor de la Comisión de Movilización y Control, y sus alcances. En sus ojos se ven muchos años de pelea. Su marido un ex preso Conintes y combatiente del Movimiento ha muerto hace poco; su hija es militante de la Juventud Perónista y su casa siempre está abierta al Movimiento.
«¿Y si no ponemos nuestra casa al servicio de esta causa, para qué nos sirve?» «¿nada más que para vivir?».
La explicación es simple, su vida está dedicada a su militancia.
«El compañero Cámpora sabe que tiene en nosotros a soldados de Perón, que vamos a custodiar el gobierno que ganamos y que vamos a hacer cumplir los objetivos de liberación. Que él mande y apriete desde arriba que nosotros apretaremos desde abajo; entre el gobierno y nosotros vamos a aplastar a quienes se oponen a que este pueblo sea feliz. Nosotros sabemos ahora que el gobierno no es todo, por eso nos echaron en 1955, porque estábamos descuidados.
Pobres, no sabíamos nada, pero con 18 años de lucha aprendimos un montón de cosas. Ahora, descuidados no nos van a agarrar.
Empezamos por la carne, seguiremos con los medicamentos y apoyaremos con nuestra movilización todas aquellas medidas de Cámpora que sirvan para arrancar el privilegio a la oligarquía».
«En cada barrio, las compañeras tienen que hacer lo mismo, organizarse en Comisiones de Movilización y Control y salir a fiscalizar los negocios, para que se venda a precio, los hospitales para que haya atención sin negociados y movilizarnos cada vez que el gobierno necesite una mano. Así vamos a construir una patria linda y grande, con la participación de todos el pueblo va a ser feliz. Esto nos lo enseñó Perón y nosotros le vamos a responder.»
Tags: ,