Particular relieve tendrá la presencia en Buenos Aires del primer ministro del Perú, general Edgardo Mercado Jarrin, el hombre que sigue al general Juan Velazco Alvarado en la jerarquía del poder nacionalista instaurado en Lima hace más de cuatro años. Mercado Jarrin representará a Velasco Alvarado, por cuanto el líder militar peruano no puede aun viajar, luego de la grave dolencia que le significó la amputación de una pierna.
Son notorias las simpatías que mantienen el general Perón y los militares peruanos, que llevan ya casi un lustro enfrentando a la oligarquía terrateniente de su país y a los monopolios norteamericanos.
Ahora, la misión peruana podrá tratar directamente con la expresión popular que accede al gobierno argentino; resulta evidente para el estado mayor conjunto peruano la diferencia estratégica radical que existe entre ellas y la camarilla militar que está por clausurar siete años de gestión gubernativa. De este modo, estrecharán vínculos los gobiernos de Lima, Santiago y Buenos Aires, llamados a constituirse en lo inmediato en primera línea de combate contra la gestión del “subimperialismo” brasileño y las conjuras de los monopolios norteamericanos.
Tags: ,