Cualquier lector de diarios u oyente de radios, se habrá sorprendido de ¡que el general Perón no viajara a Brasil para asistir a la transmisión del mando. Una bien dirigida campaña periodística comenzó por dejar pasar trascendidos sobre un posible viaje, después se dijo que la escala en Brasil sería el punto inicial de un largo periplo europeo, posteriormente pasó a afirmarse que el viaje se concretaría y que en tal oportunidad se entablaría un diálogo con Geisel.
Y Perón no viajó. Porque de haberlo hecho se hubiera encontrado en la exclusiva y nada popular compañía de Banzer, Pinochet y Bordaberry, lo que constituiría un certificado de muerte para su vocación latinoamericanista tantas veces expresada.
Estamos convencidos que el general no pensó en ningún momento que esta fuera una oportunidad para su viaje a Brasil, porque un viaje así seria de una torpeza infantil. Y Perón no es torpe.
Cabe preguntarse entonces: ¿Quién o quiénes fomentaron la campaña sobre el presunto viaje?
Algunos datos dan que pensar:
1) La mayor parte de las noticias sobre el general se originan en la Secretaría de Prensa.
2) El Secretarlo de Prensa es un gran amigo de López Rega.
3) López Rega viajó a Brasil, en «misión confidencial».
4) El diputado Arce hace ya tiempo que viene anticipando un viaje de Perón al extranjero de duración indeterminada.

Tags: ,