Ante el proceso que culmina con la renuncia del compañero Cámpora, las organizaciones FAR y MONTONEROS manifestamos que:
1. El acceso a la presidencia de nuestro Conductor el General Perón es un hecho por el cual el Movimiento Perónista viene luchando hace dieciocho años. Por otra parte, el compañero Cámpora asumió la presidencia como una forma de lograr ese objetivo, tal como lo explica el propio General Perón: “el doctor Cámpora con mucha resistencia, aceptó el cargo, haciéndome presente que si él llegaba a ser Presidente de la República, a través de esta elección, plantearía de inmediato la inconstitucionalidad de la proscripción, renunciarla y sometería al Congreso, como lo ha hecho, la decisión de esta instancia para que el pueblo pudiera elegir, fehacientemente y genuinamente al candidato que fuera de su elección”.
2. Pero el acceso del General Perón a la presidencia en estas circunstancias, se da con el objetivo de poner freno a una conspiración gorila impulsada por el Imperialismo a través de un puñado de traidores del Movimiento Perónista.
3. La estrategia que el General Perón venía desarrollando era la que se sintetizaba on la consigna: “Cámpora al Gobierno, Perón al Poder”, la que señalaba que el General Perón era el Conductor del Movimiento Perónista y el compañero Cámpora, el Presidente de los argentinos.
4. Esta estrategia se vino desarrollando desde el enfrentamiento con la Dictadura Militar, durante la cual la consigna enarbolada por el Movimiento Perónista, “Elecciones con Perón en la Patria y como Candidato”, expresaba la reivindicación popular de que el Líder pudiera regresar a su Patria para conducir el proceso de liberación.
5. Esto mismo se expresó durante la campaña del “LUCHE Y VUELVE” realizada para crear las condiciones que permitieran el regreso de nuestro Líder, y que se coronó con la gloriosa jornada del 17 de noviembre, en la cual, a pesar del feroz aparato represivo montado por la Dictadura se hizo realidad la presencia del General Perón en la Argentina.
6. Ante la oposición de la Dictadura y para permitir que se desarrollara el proceso electoral, pero también para ubicarse en una posición que le permitiera controlar todo el proceso de paso del gobierno al poder, el General Perón renunció a su legítima candidatura proponiendo en su lugar a su delegado personal, el compañero Cámpora.
7. Allí nació como síntesis de todo este proceso la consigna propuesta por la Juventud, “Cámpora al Gobierno, Perón al Poder”, que fue impulsada por todos los sectores del Movimiento leales a sus objetivos revolucionarios.
8. Todo este proceso fue constantemente perturbado y saboteado por los agentes del Imperialismo infiltrados en el Movimiento. Estos agentes son aquellos que negociaron las luchas populares con la dictadura militar, los que se opusieron al regreso del General Perón, los que trataron de impedir la movilización del 17 de noviembre, los que enfrentaron la candidatura del compañero Cámpora en el congreso del 19 de diciembre bajo la consigna de “Estar contra Perón para salvar a Perón”, los que se negaron a participar de la campaña electoral, y finalmente los que balearon al pueblo peronista en Ezeiza el 20 de junio, intentando derrocar al gobierno popular.
9. Estos conspiradores, agentes del Imperialismo son:
— el Ministro de Bienestar Social, José López Rega que fue el responsable de la Comisión Organizadora del acto del 20 de Junio; el que puso lo estructura de su Ministerio (transportes, alimentos, dinero y armas), al servicio de matones a sueldo que tiraron contra el pueblo impidiendo el contacto de éste con Perón el mismo que valiéndose de maniobras logró ubicar a yerno, el desconocido diputado Lastiri, en el cargo de Presidente Provisional, desplazando a quien le corresponde legalmente ocupar ese lugar, el senador Diaz Bialet.
— el Secretario General de C.G.T., José Rucci, quien puso sus matones al servicio de la masacre de Ezeiza y pretendió movilizar a los trabajadores contra el gobierno popular con excusa de hacerlo por Perón, consiguiendo solamente que tres ómnibus dieran vueltas repetidas veces alrededor de la casa del General.
— Junto a estos actúan otros personajes que son simples instrumentos al servicio de la conspiración, como Osinde, Iñíguez, Brito Lima, Norma Kennedy, Frenkei, etc.
10. Ante esta situación el General Perón se ha visto obligado a reasumir en su persona las funciones de Jefe del Movimiento Perónista y Presidente de los argentinos, a pesar de que “en estos 45 días se han hecho cosas en el país que están a la vista de todos y califican a cualquier gobierno como de excelente ejecución”. (Gral. Perón 13-7-73). El General Perón cambia su estrategia porque ésta es la única garantía de continuidad del gobierno popular y del proceso de reconstrucción y liberación nacional. Dijo el 13-7-73: “… pero cualquiera fuera el designio que ha de plantearse para el futuro inmediato y mediato de la República, yo seguiré siendo un soldado a su servicio, en el cual empeñaré no solamente mi honor, sino también mi vida”.
11. Es imprescindible que el General Perón retome estas funciones inmediatamente, dado que la presencia de Lastiri como Presidente Provisional supone la continuación de la conspiración proimperialista y significa concretamente la vuelta del régimen derrotado el 11 de marzo.
12. Para ello es necesario que el General Perón sea designado por el Congreso como Presidente Provisional, mediante la modificación de la Ley de Acefalía, hasta que se produzca su consagración en el próximo acto electoral.
13. De no asumir el Gobierno inmediatamente el General Perón, se va a producir una situación de desgobierno y vacío de poder que haría posible una agresión sangrienta del Imperialismo contra la clase trabajadora y el pueblo peronista, como ha ocurrido el 20 de junio pasado y como se ha dado recientemente en Chile y Uruguay.
14. Ante ello es necesario profundizar la organización y movilizaron popular en los barrios, unidades básicas, fábricas, sindicatos, escuelas y facultades, para mantener en estado de discusión y alerta al pueblo peronista para defenderse de toda agresión, con los medios que estén a su alcance, enfrentar la maniobra continuista de los conspiradores e impedir que se sabotee la asunción del mando por parte del Líder y Conductor de nuestro Movimiento.
15. Sólo esta organización y movilización de la clase trabajadora y el pueblo peronista permitirá que sean alcanzados los objetivos revolucionarios del Movimiento. Y que este pueblo que ha luchado con éxito contra una dictadura sangrienta como la derrotada el 11 de marzo, también enfrente y derrote a la camarilla de conspiradores aventureros, agentes del Imperialismo y burócratas traidores, y a sus pandillas de asesinos a sueldo. Nuestras organizaciones, FAR y MONTONEROS, como parte de ese pueblo comprometen todos sus esfuerzos y todos sus medios en función de esta lucha del conjunto del Movimiento Perónista contra estos traidores apatridas, verdaderos infiltrados de la OA.
16. Es un deber patriótico para todos los argentinos, peronistas o no, civiles y militares, que se pronunciaron por la liberación y contra la dependencia y por la justicia social contra la explotación, estrechar filas junto al General Perón luchando por la bandera de “Perón Presidente” para la Reconstrucción y la Liberación Nacional.

Por una Patrio Ubre, Justa y Soberana, en el marco del Socialismo Nacional.
Libres o Muertos, Jamás Esclavos. Perón o Muerte, Viva la Patria.
FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS FAR
MONTONEROS

Tags: , , , ,