El Consejo Superior del Movimiento dio a conocer la semana pasada un comunicado —que reproducimos al costado— donde define cuáles son las organizaciones gremiales reconocidas dentro del Movimiento.
Según esta declaración sólo pertenecen al Movimiento la CGT, las 62 Organizaciones y la Juventud Sindical Perónista.
La primera reflexión que se viene a la cabeza es: ¿se habrán olvidado de la Juventud Trabajadora Perónista?
Porque existir, existe.
Pero no, evidentemente, no es un olvido. El Consejo Superior del Movimiento na decidido, por omisión al menos, que la JTP no es “una organización gremial reconocida como integrante del Movimiento Nacional Perónista”.
Porque nosotros tendemos a creer que cuando algo ladra, tiene cuatro patas y cola, y cara de perro, es un perro.
Si existe una organización político gremial que se define como peronista, que está integrada por peronistas, que los trabajadores peronistas la reconocen como peronista, que acata las directivas del General y es leal a su conducción y a su doctrina; nosotros tendemos a pensar que se trata de una organización político-gremial peronista.
Y esto es así.
Porque no se puede hacer política al margen de la realidad. La JTP no sólo ha demostrado su existencia en la calle en las movilizaciones, el 25 de mayo, el 20 de junio, el 26 de julio, el 31 de agosto, el 23 de setiembre, el 12 de octubre y el 2 de noviembre; sino que la integran enormidad de agrupaciones de trabajadores reconocidas en distintos gremios. Prueba de ello son los sindicatos donde democráticamente los trabajadores han elegido a sus conducciones de las filas de la JTP.
Y si es por otro tipo de reconocimientos, baste con el telegrama enviado por el senador Penissi a la JTP dónde le informa de la visita realizada por los ministros Otero y Benítez a la Cámara.
Pero esto no es lo fundamental. Lo que importa, tanto en lo político como en lo sindical, es el reconocimiento de los trabajadores. Y si es por eso, la JTP no se puede quejar. Desde su aparición pública a fines de abril de este año, no ha hecho más que crecer. Ya son muchos los sindicatos que a lo largo y a lo ancho del país militan en la JTP. Y esos sindicatos están afiliados a las 62 Organizaciones.
El mismo documento de Lincamientos Politicos de la JTP (publicado en un cuadernillo especial de El Descamisado N9 17) afirma que la JTP es una corriente político-gremial de las 62 Organizaciones, a las que reconoce como la expresión organizativa de la Rama Sindical del Movimiento Perónista.
Porque además, y esto los peronistas lo sabemos muy bien, sin las bases no se va a ningún lado. Sólo el pueblo es el que elige y decide quiénes son sus compañeros. Porque Perón no es el conductor del pueblo argentino debido a que el general Farrell lo eligió Secretario de Trabajo en 1944. El General es lo que es debido a que el Pueblo lo rescató de la cárcel el 17 de octubre de 1945. Y lo rescató de la cárcel porque Perón expresaba los intereses de la clase trabajadora. Del mismo modo la JTP es hoy lo que es, porque los trabajadores militan en ella y se sienten identificados con sus postulados.
Y esto es lo que importa. Todo lo demás, son palabras.

Tags: