• Entre peronistas, con el pueblo, como siempre
  • Esa gesta del pueblo peronista en busca de su Líder. Lluvia. Gases. Balas.
    y allí, ordenando, tranquilizando, organizando y custodiando, estuvo la Juventud Perónista.
    Miles de militantes que salieron con el pueblo a la construcción de una jomada que está definitivamente inscripta dentro de la heroica historia de nuestro Movimiento.
    Desde los barrios y villas. Desde las unidades básicas. Cubriendo citas. Consiguiendo de cualquier manera algún medio de transporte. Sorteando las continuas traiciones que hacia la burocracia. Allí estuvo la Juventud. Adelante, enfrentando tanques y fusiles; atrás, custodiando a los atrasados de esa infinita columna popular. Consiguiendo comida para los chicos hambrientos; curando a los agotados, reubicando a los perdidos.
    Si, por éstas y tantas otras razones, la Juventud Perónista puede decir “Nuestro 17′. Como lo dice el mismo pueblo.
    y después fueron esas 48 horas de inolvidable fiesta peronista. El barrio tomado. Zona liberada. La Casa de Gobierno se mudó a Vicente López.
    y el pueblo heroico del dia anterior explotó de alegría y júbilo, desfilando ante la casa del General.
    Cientos. Miles. Muchos, muchísimos miles de peronistas que convirtieron esos dos días en lo que habían sido las fiestas durante el gobierno peronista.
    y de pronto, en noviembre, bajo la dictadura de Lanusse, en medio de una represión salvaje, ese pedazo del Gran Buenos Aires se convirtió en territorio peronista.
    y ahí, de nuevo, la Juventud Perónista cargó con la responsabilidad de organizarlo todo. Desde la custodia de la casa del General, hasta las carpas sanitarias. Nuevamente la Juventud garantizaba “el orden peronista”.
    “Cámpora al Gobierno, Perón al Poder”. Esa larga e intensa campaña preelectoral.
    Juventud Perónista de todo el país convocando a los actos. Gritando desde el pueblo y junto al pueblo las reivindicaciones postergadas de 18 años de marginación.
    “Libertad a nuestros presos políticos”, se lanzó desde la Juventud. y el pueblo, en esa fecha que nos marcó a fondo, con la juventud que había garantizado el orden durante la asunción de gobierno del Tío, evitando la represión del Ejército, marchó hacia Devoto para liberar a sus combatientes.
    y llegó el 23 de setiembre. Perón volvía al Gobierno. y allí estuvo celebrando la Juventud. Como el 12 de octubre cuando el General, desde la Rosada habló nuevamente con su pueblo.

  • CUANTO HA PASADO EN ESTE AÑO…
  • El avance del Imperialismo que de Vietnam se vino para América Latina.
    y caen sobre Uruguay: dictadura militar con una fachada civil. y matan a Chile.
    y aquí, los yanquis consiguieron meterse dentro del mismo Movimiento.
    Aquí los yanquis se llaman burócratas. Burócratas sindicales y políticos. y en el mismo seno del Movimiento se da la batalla principal. Pueblo contra antipueblo. Liberación o Dependencia. Patria contra Colonia. Todo adentro del Movimiento. La juventud con todo el pueblo peronista; los burócratas con todo el imperialismo.
    El gusto amargo del 20 de junio en Ezeiza cuando los burócratas disparaban sus ráfagas de ametralladora contra el pueblo, aún lo siente el pueblo.
    Los muertos fueron pueblo.
    Los muertos fueron juventud.
    y los asesinos fueron los matones. Los matones de esa burocracia que está envenenando el Movimiento de Imperialismo.

  • CUANTO SE APRENDIÓ EN UN ANO…
  • Un año le dio a la JP todo el conocimiento que puede dar la lucha.
    Una lucha que tuvo como enemigo a la dictadura militar. y allí luchó desde el pueblo.
    Una lucha que, desde el primer instante de gobierno popular tuvo como feroz enemigo a los gorilas que adentro del mismo Movimiento intentan desde ese día fracturarlo para que la liberación sea para los oligarcas, los patrones y los monopolios.
    y la juventud está luchando; porque el pueblo todo está luchando para que el imperialismo yanqui sea definitivamente desterrado de esta tierra.
    Todas estas cosas se fueron aprendiendo.
    y de allí a la movilización. A la organización del pueblo. Barrio por barrio. Villa por villa. Unidad básica por unidad básica. Para que el pueblo peronista se dé su propia organización, única forma de hacerse fuerte contra el enemigo. Ningún ejército por más poderoso que sea puede vencer a un pueblo organizado. y allí está Juventud Perónista en la más ardua de las tareas, en el más anónimo de los trabajos, pero en el más revolucionario de los deberes… organizando, hablando, discutiendo, planeando con todo el pueblo peronista.

  • ESTE 17…
  • Allí estuvo la Juventud Perónista. Como todos los días. Entre los suyos, el pueblo, la clase trabajadora, los marginados, los pobres. En las villas, en los barrios obreros, entre los humildes. Juventud estuvo con peronistas.
    Asi se organizó el primer aniversario del regreso del General.
    Sin alharacas. Sin estadios. Sin oradores.
    Entre la gente. La gente peronista.
    Todas las unidades básicas de la Capital Federal.
    En todos los partidos de la provincia de Buenos Aires.
    En todas las localidades de todo el país.
    Charlando, discutiendo, aprendiendo mejor. Se hicieron peñas. Algún asado. Buena fiesta peronista. Con las familias. y los chicos. y las compañeras.
    Por unas horas, en todo el país, los leales vivieron de nuevo esas jornadas heroicas de noviembre del año pasado.
    Se habló de todo el año que ha transcurrido. Entre empanadas, se explicó todo lo que están haciendo los yanquis en América Latina. Sentados alrededor de un fueguito se analizó todo el conflicto, el doloroso conflicto de este Movimiento Perónista nuestro, con todos los traidores adentro.
    y cebando mates, los compañeros de la Juventud buscaron, preguntaron, inquirieron, consultaron todo lo que está pasando en este momento en nuestro país. Se habló de la institucionalización del Movimiento. De la necesidad de democratizarlo. y se plantearon propuestas para el futuro. Se habló mucho de la necesidad de la organización. Se vieron las posibilidades de discutir más y mejor, para estar más atentos y alertas.
    El pueblo fue encontrando respuestas a muchas preguntas. Se discutió mucho de quiénes eran amigos, aliados y enemigos.
    Quién está del lado del pueblo y quién está en la vereda de enfrente. Cómo se podía lograr concretar eso del Frente de Liberación Nacional con todo el pueblo y hacerse fuerte en el proyecto de Liberación y Reconstrucción Nacional.
    En fin, la familia peronista de todo el país se reunió el 17 en sus casas y barrios. y de todo esto se charló. Sin demasiado ruido. Se trabajó como le gusta trabajar al peronista. Con los amigos.
    Sí, ahí estaba la Juventud Perónista.
    Como aquel día de noviembre, cuando llegó el General… hace un año …

    Tags: