La que sigue, es la versión completa de un reportaje que le hizo al General Perón, nuestro actual codirector —Ricardo Grassi— para un matutino de Buenos Aires. Su publicación, en ese momento, aunque logró un profundo impacto en el pueblo argentino, fue censurado en varios párrafos. “El Descamisado” considera de enorme importancia su versión completa a un año de haberse producido su regreso al país. El análisis que hace el General se produce, justamente, después de haber vuelto a Madrid de su estadía en Buenos Aires. Es interesante visualizar el momento en que el reportaje es realizado: el General Perón en realidad hace un profundo análisis objetivo de su estancia en la Argentina. Toma distancia y en esta charla —atrayente, fresca, rigurosa y amenizada por historias y anécdotas— vuelca sus conceptúalizaciones sobre el momento que vive el país, el Movimiento en su totalidad, las posibilidades de llegar al Gobierno. Cuarenta días después del histórico 17 de noviembre; tres meses antes de las elecciones. Esta es la visión que tiene el General y que tantos han intentado distorsionar. Evidentemente, este análisis que lleva a cabo el General puede servir perfectamente como referente para poder entender el verdadero pensamiento de nuestro Líder después de haber producido, junto a su pueblo, un hecho político de tanta significación como lo fue aquella gesta popular.

  • EL DESASTRE PERMANENTE
  • “He visto una correspondencia de Neustadt también aquí, donde habla de la posible eliminación de Lanusse (la versión fue publicada la semana pasada por el diario Pueblo, de Madrid, en un articulo firmado por Bernardo Neustadt). Yo no sé. Esa gente trabaja toda para el gobierno, de manera que alguna finalidad tiene hacer circular esa noticia; también en Buenos Aires se ha comentado lo mismo. Quiere decir que el asunto no está claro. En segundo lugar, ha habido unas declaraciones de Lanusse, diciendo que se sentia un poco defraudado porque no habla conseguido lo que él quería para una democracia orgánica y funcional…
    “Bueno, todo eso es la consecuencia de que ellos no pueden realizar los designios que persiguen desde el primer momento, que es establecer una linea continuista de ese gobierno, cubriendo así las espaldas de su actuación durante tantos anos. El pueblo argentino me imagino que no será tan tonto de no darse cuenta —sobre todo siendo un pueblo politizado como el nuestro— de la diferencia que hay entre los gobiernos que llegaron hasta el 55 y los gobiernos que llegaron hasta el 55 y los gobiernos que se han sucedido desde el 55 hasta ahora. La gente tiene que darse cuenta de que la dictadura militar que ha actuado sin solución de continuidad desde el 55 hasta ahora ha sido la elaboración del desastre permanente; porque a los gobiernos civiles que actuaron allí —simulando un gobierno constitucional, que en realidad no existió, porque fue una opción y no una elección, no los dejaron gobernar tampoco. Y cuando los militares en el 66 tomaron ellos directamente el gobierno, el desastre se pronunció de una manera mas determinante. Entonces, lógicamente, el pueblo tiene que darse cuenta de eso.

  • NO HAY ACUERDO CON ELLOS
  • “Por otra parte, ese acuerdo es lo que el gobierno de la dictadura militar buscó desde 1970, en que se hizo cargo Lanusse, hasta ahora. Durante dos años ha estado buscando un acuerdo que no lo encontró por ninguna parte, porque nadie quiere tenerlo con ellos.
    “Es una cosa lógica. Aquí la antinomia es muy clara: pueblo contra Fuerzas Armadas. Y eso no tiene vuelta de hoja. Le busquen lo que le busquen, será siempre la antinomia natural, que ellos han creado, con un proceso que, si uno hubiera querido hacer un desastre igual, quizás no lo habría logrado tan perfectamente como lo han conseguido ellos.
    “Entonces, lógicamente, todo eso está gravitando en esta situación, y más si a esa experiencia tan dura del pais todavía hay que agregarle que estos señores quieren establecer un “modus vivendi” para el futuro que les garantice y les cubra las espaldas en lo referente a todas las enormidades que han hecho; algunos por error, otros por incapacidad, pero la mayor parte por venalidad, que eso es lo más grave. Todo lo demás se puede perdonar: pero lo imperdonable es que hayan exacerbado a las Fuerzas Armadas para que tomaran una posición y usufructuaran el gobierno. Lo que ellos siempre han criticado a los políticos, de que iban al olor del queso, resulta que ahora el queso los ha engolosinado a ellos también, y están colocados en todos puestos claves donde el negocio, el negociado, se realiza; y eso no lo pueden ocultar porque está a la vista de todo el mundo.

  • EL HONOR SE PRACTICA
  • “Claro, frente a esta situación, si ellos quieren —como dicen— volver a sus cuarteles con honor, no es una cosa fácil, porque el honor no se declama; el honor se practica, tiene una razón de ser. Indudablemente que desde el comienzo, no fue precisamente el honor lo que presidió la acción de todo el “gorilismo”. Empezando porque, en todas partes donde se han producido revoluciones de alguna manera populares, el saqueo que siguió a las revoluciones los realiza el pueblo —o el populacho, como lo llaman ellos— como reacción contra los abusos de un sector. Pero aquí no; el saqueo lo realizaron jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas. Por ejemplo, los que asaltaron mi casa fueron ellos, los que ‘asaltaron la casa y se llevaron todo lo que había adentro… Esas son cosas que no se pueden levantar, son ilevantables; ellos saben eso. ¡Cómo no o van a saber! Son los que más lo saben, porque lo hicieron. De manera que todas esas cosas gravitan de una manera terrible, y eso el pueblo lo sabe.
    ‘Frente a esto, y con esos rápidos antecedentes, uno se da cuenta de que la situación de ellos debe ser muy difícil. Llaman a elecciones porque, indudablemente, la situación no da para más; o ellos llaman a elecciones o provocan una guerra civil. Le temen, naturalmente, a la guerra civil, como le teme todo el mundo, porque es lo peor que puede pasar; pero también suele ser el único y último remedio.
    “Están en una situación de imponer de cualquier manera las elecciones, porque lo contrario es siempre más peligroso para ellos, porque las Fuerzas Armadas se desgastan, y se desgastan cada día más. Están, diríamos asi, «indignificando» la función, la misión de las Fuerzas Armadas, ya ahora ha pasado del desprestigio; ha empezado a funcionar la Ignominia en todas sus formas, y esa ignominia ya no solo acarrea desprestigio, sino también indignidad que se está poniendo en evidencia en todas las cosas, hasta en los procedimientos. Yo lo he experimentado en carne propia.

  • LA LLEGADA: UN ATROPELLO
  • “Yo llegué al pais con la más buena voluntad de promover una situación de tranquilidad, que permitiera unas elecciones a pesar de ellos. El mes que yo estuve allí hubo absoluta tranquilidad en el país, porque yo le dije a la gente que se quedara quieta, que ibamos a ver si ellos entraban en razón o no entraban en razón.
    “A mi me terminaron por cansar ya, porque tino puede aguantar muchas cosas, pero no puede aguantarlo todo. Mi llegada allí fue un atropello de lo más brutal, y sobre todo de lo más indigno, porque han procedido con un alto grado de Indignidad… Ellos decían que era para darme seguridad, y me tenían preso en una pieza en el hotel; todo con el cuento de que era para darme seguridad; y yo les dije: -yo no necesito la seguridad de ustedes. Vayanse». Dijeron «no», que la responsabilidad, que… Todo mentira, todo simulación, todo falsedad, ¡en un hombre de uniforme, eso! El hombre de uniforme debe caracterizarse por ser un caballero, y éstos procedieron como truhanes, cuando al fin forcé la situación salí de la pieza y dije: «Si no estoy detenido, me voy*, me pararon en la puerta con la policía, las armas y todo. Una vez que se está ante eso, se ve que se está procediendo con un alto grado de innobleza… Eso, en un hombre de uniforme, (caramba! En un civil se puede tolerar, porque en los civiles hay de todo, simulaciones y no simulaciones; pero el otro no, está obligado por una conducta, por una formación y una disciplina; no puede ser un truhán, un estafador, un mentiroso, y todo a base de mentiras. En fin, yo, un general con 50 años de servicio, cuando veo militares así, se me va el alma a los pies; esos no son militares; es una banda de gangsters. porque el procedimiento era propio de los gangsters.

  • LA ESTADA; INTIMIDACIÓN
  • “Pues bien, consigo salir e Irme a mi casa. Mientras estoy en mi casa, exactamente igual. Me echaron todo el ejército, toda la policía, rodeadon la casa; no pedia moverse nadie allí. Los revisaban a los que iban, hasta a los curas. Todo para presionar. ¡Qué peligro podía representar un cura! (Qué lo palparan de armas! Es indigno; un sacerdote merece todo el respeto. Podrá ser bueno, podrá ser malo, pero se respeta la investidura.
    “Imagínese, llegó un momento en que colocaron cañones antiaéreos en la esquina de mi casa, para asustarnos; pasaban aviones de la Marina, toda la noche volando bajo, también para tratar de intimidarnos; hacían correr el rumor de que entre la gente nuestra habla un atentado. En fin, esas cosas que verdaderamente son desdorosas para el que las practica, no para el que las sufre. Eso me Insinuó la necesidad de salir de ahí, porque estar en esas condiciones no era de ninguna manera apetecible ni confortable; decidí irme.

  • LA PARTIDA; HOSTIGAMIENTO
  • “Pero yo no me hubiera ido si no hubiera tenido la presión de ellos, que permanentemente estuvieron hostigándonos a todos en la casa, incluso a mi mujer, la gente de la policía, del ejército… Hasta marinería hubo un día para asustarnos.
    “Pero nada de ello fue comparable a cuando yo me embarqué. Porque eso fue lo peor. Vino un coronel, que decía que venia del comando del primer Cuerpo de Ejército, para facilitarme todo. Todo lo contrario. El avión paraguayo llegó a la hora justa para salir, y ellos dijeron que iba a llegar una hora y media o dos horas más tarde.
    “Entonces fíjese usted que arman allí un gran despliegue policial y del ejército, con automóviles, que nos rodeaban y nos llevaron rodeados. Nosotros salimos a la hora justa, a las cinco, para alcanzar el avión que debía salir para Paraguay; el avión llegó a las cinco, y ellos dijeron que llegaba una hora y media tarde. ¿Sabe para qué? Para que yo no llegara temprano a Paraguay, y entonces allá no hubiera mucha gente para recibirme. Asi, nos llevaron a paso de hombre, rodeados por la policía —dos autos adelante, uno a cada lado y otro atrás— la cinco kilómetros por hora! Tardamos como tres horas para llegar de mi casa al aeropuerto. Cuando llegamos, estaba cerrado todo, como a la llegada; nos llevaron directamente al avión, y no pude ni saludar a la gente. Bueno, tomé el avión y salí.

  • NO QUIEREN LAS ELECCIONES
  • “Todos los procedimientos que han utilizado son desdorosos, siempre una simulación, siempre una canallada en otras palabras, que no condecía con la conducta con la que yo iba allí, para ayudarles en cierta medida, si es que ellos estaban decididos de buena fe a llamar a elecciones. Lo que nosotros propendíamos a hacer viable, ellos hacían todo lo contrario.
    “Por eso llegué a la conclusión de que ellos no quieren las elecciones. La situación, para mi, que la he vivido ese tiempo, y me ha convencido claramente de lo que esta gente hace, de lo que esta qente persigue, me doy cuenta de que éstos no quieren las elecciones. Ahora, ¿las elecciones? Y bueno, ¿cómo creen ellos que pueden ganar unas elecciones? ¿Votarán los jefes y oficiales del ejército para el partido militar, ese que han formado, con un Jete al frente? ¿Quién los va votar a ésos? Lo votarán los “gorilas” y algunos militares; del otro lado, estamos todos los demás, que vamos a votar en contra de ellos.
    “Indudablemente, esto no les da a ellos posibilidad alguna de realizar sus designios. Entonces, es muy probable que las elecciones no se produzcan.

  • HAN DESTRUIDO EL PAIS
  • “En la vida de las naciones hay situaciones que las arregla un partido político, más o menos fuerte, siendo mayoría, imponiendo algo y realizando tranquilamente otras cosas, como debe ser en el gobierno. Puede realizarse. Pero en la situación argentina no, porque eso puede ser cuando hay cosas que están un poco fuera de su sitio, hay que colocarlas en su lugar y hacerlas funcionar. Aquí todo está fuera de su orden natural, y entonces la tarea del gobierno es una tarea integral, de reconstrucción del país, que lo han destruido.
    “Lo han destruido politicamente. ¿Por qué? Por una simple razón: porque han ayudado un poco a la desmembración política, han dado fuerza de una manera u otra a las pequeñas fracciones, a la de Manrique, a la de Ezequiel Martínez, y han tratado de romper los partidos políticos, dividirlos. Entonces, con esa tarea han destruido politicamente al país.
    “Tal es asi, y tan es contrario al sentimiento natural del pueblo argentino, de la civilidad argentina, que si esa lucha se hace irreparable, uno de los dos tendrá que desaparecer. Pienso que no será el pueblo el que va a desaparecer. Nunca ha sucedido asi, por lo menos. La situación a que han llevado al país en lo político es ésa, y eso no tiene reversión.
    “En el orden económico es terrible le situación que hay. Imagínese los márgenes de desocupación, las empresas argentinas están todas al borde de la quiebra, y quebrantado, no hay defensa de ninguna naturaleza para el capital argentino, y el capital foráneo atrepella contra ellas para fundirlas y quedarse con todo. Es el plan de penetración integral del imperialismo «yanqui» en la Argentina.

  • EL GRUPO DE OCUPACIÓN
  • “Frente a ese problema, a un partido político, por fuerte y poderoso que sea, le va a ser muy difícil dar soluciones. Porque aqui hay que liberarlo al país. Y la liberación comienza por liberarlo del Ejército de ocupación que representan esos grupos militares; ejercito de ocupación que ha venido trabajando para el Imperialismo; si no, el imperialismo no hubiera copado el 75 por ciento de la actividad viva del país, como la ha copado. No la podría haber copado sin el escudo que le dan las fuerzas de ocupación. Fuerzas de ocupación que para el imperialismo tienen aún la ventaja de que ni siquiera las paga; las paga el pueblo; el propio pueblo que escarnecen es el que paga sus fuerzas de ocupación.
    “Entonces, lo primero que hay que hacer es liberar el pais. pero primero de ese flagelo que es el Partido Militar: después hay que liberarlo del imperialismo; y recién después se podrá pensar en reconstruir lo que han destruido y desarrollar el país mediante un plan bien articulado. Y a realizar por la cabeza, no como han hecho éstos, por los pies. Me hizo gracia… Me acuerdo cuando Lanusse dijo que ellos no tenían las armas de adorno. Yo dije: Las armas no, lo que tienen de adorno es la cabeza. No saben emplearla; ni siquiera las armas, con dignidad por lo menos.
    “Ahora, imagínese usted, de eso surge un estado social caótico; que yo lo he estado parando precisamente para ver si a esto se le puede encontrar una salida que no sea una cosa violenta, es decir, ir realizando todo un programa. Y por eso es que lo que ellos pretendieron hacer en dos años estuvieron vanamente pretendiéndolo hacer en una situación totalmente falsa; el Gran Acuerdo Nacional nosotros lo hicimos en 48 horas. Yo llamé a los partidos políticos; los jefes de los partidos políticos vinieron todos; hablaron conmigo, y totalmente de acuerdo en mi misma posición. ¿Cuál es mi posición? Es la posición argentina, la del pueblo argentino. No de ellos. Y cuando uno tiene que elegir entre ellos y la República, la elección no es difícil. Cuando un elemento institucional sale de sus goznes, está trabajando contra el país. Yo, en consecuencia, estoy contra ellos; estoy con el país. La colocación del ciudadano argentino que realmente piense y sienta bien no puede ser otra.

  • LA MAYORÍA DEBE DECIDIR
  • “Pues bien, fíjese usted que, puesto en esta situación, uno analiza la situación argentina y dice: Aquí no hay solución, porque si ellos no salen con la suya con la elección que han planificado, armarán un8 trampa perfectamente preconcebida, a fin de, primero, dispersar las fuerzas políticas, y después buscar un procedimiento inconstitucional para la elección. En nuestro pais, toda la vida, y la Constitución lo establece, es una simple mayoría la que decide; no es el 51 por ciento el que debe decidir. Pero en el caso nuestro, eso está solucionado, porque nos hemos puesto de acuerdo los dirigentes de los partidos políticos que realmente representan algo en el pais; ya que hay muchos otros que son solamente un señuelo, máxime ahora que han oficializado una cantidad de fuerzas políticas que no son nada más que tres o cuatro individuos y un sello.
    “Ellos trataron de dispersar todo eso, pero, a pesar de ello, nosotros hemos reunido lo que tiene realmente alguna gravitación electoral en el pais, y, en consecuencia, propugna una mayoría, que es la que debe establecerse. Pero a pesar de ello, los partidos políticos tienen una conformación y un funcionamiento interno que establece formas de ejecución, que no puede ser alterable, como en el caso del radicalismo… Pero nosotros estamos de acuerdo con los radicales, y Balbln lo acaba de decir recién; el día que nos liberemos de la tutela de los militares lo3 partidos políticos nos vamos a unir todos para resolver el problema del pais.
    “De manera que todo eso que ellos han armado, nosotros en una reunión se lo hemos echado por el suelo. ¿Qué van a hacer ahora? ¿Van a hacer la segunda vuelta? [Que hagan 30! Cuando termine la 30, nosotros nos juntamos con los radicales y decimos simplemente que vamos a gobernar juntos, vamos a gobernar de acuerdo. Eso ya lo tenemos establecido…

  • LOS ANTIGUOS PARTIDOS
  • “Porque dicen ellos que tienen la Convención y las bases ideológicas y doctrinarias del partido; que no les permiten la formación de alianzas, de frentes… Cosas de los antiguos partidos políticos, poco dúctiles para el trabajo político en realidad.
    “Si se impone una minoría, no durará seis meses en el gobierno, porque la oposición será sistemática. Terminará por hundirse. Si va un partido político, aun cuando tenga una relativa mayorfa y no tenga la colaboración del resto, tampoco podrá hacer nada Eso se viene demostrando hace 17 años. ¿Qué le pasó a Frondizi? Gobernó más o menos mientras nosotros le dimos el apoyo; cuando él dejó de cumplir con nosotros, le retiramos el apoyo, y ¿qué le pasó? ¿Qué le pasó a lilla? No digamos lo que les pasó a Onganla y a Levingston.
    Si esas experiencias no les ha demostrado que el que vaya al gobierno sin un poder popular fuerte no podrá gobernar, es porque son muy necios. El panorama es bien simple. SI ellos llaman a elecciones y entregan el gobierno, el asunto cambia
    de aspecto, porque las mismas Fuerzas Armadas se van a colocar en una posición en que ellas tendrán que hacer respetar eso. SI al día siguiente de llegar al gobierno usted nombra todos los ministros, y todas esas cosas, y coloca a las Fuerzas Armadas en el lugar que establece la Constitución, ¿qué van a decir? ¿Que no? Clare, esto hay que hacerlo de inmediato y bien hecho. Lo que no es difícil. Porque, vea, yo conozco mucho el Ejército. Algunos años de servicio tengo, creo que son 50 corridos; soy de los que han formado este Ejército. Entré al Colegio Militar en 1910, cuando todavía se practicaba la táctica de Capdevila, que era la lucha en orden cerrado, más o menos como en la época de Napoleón. Desde entonces, nosotros hemos sido los que hemos hecho ese Ejército; yo he llegado desde cadete a jefe supremo de las fuerzas de mar y tierra. De manera que he recorrido toda la escala social, como decía don Juan.
    “El Ejército son los cuadros, y los soldados son todos peronistas; de eso no le quepa la menor dura. Son todos gente del pueblo. Empiece por allí, la gente joven del Ejército también; ellos están junto con la juventud nuestra y trabajan en contacto y en entendimiento con la juventud. La juventud nuestra es la juventud argentina, y la juventud no tiene partido político, yo he estado reunido con todos los dirigentes de la juventud de todos los partidos políticos. La juventud está sola, aparte; ellos no forman parte de los partidos. La única es la Juventud Perónista, que forma parte porque tiene acceso a la función pública, etcétera, a través del Movimiento Justicialista. Pero esa juventud está en contacto también con los jóvenes del Ejército, que son siempre más afines a esta juventud que a los viejos jefes que están engañando al Ejército. Esa es la verdad.
    “Pero aún dentro de eso, hay un 20 por ciento que quizás sea proclive a mantener esta situación militar, con otro 20 por ciento que es contrario a eso. En el medio, hay un 60 por ciento que no es nada; son profesionales como dicen ellos, o, algunos, empleados de la profesión, que también los hay. Ese 60 por ciento no está con nadie; está con el que gana. Si nosotros en las elecciones ganamos, cuente usted que tenemos el 80 por ciento; del Ejército; no sé si también de la Marina y la Aeronáutica; pero, teniendo ya la posibilidad de ese apoyo, ¿qué gobierno puede aflojar?
    “Eso no es problema, porque claro, le mitad de los jefes y oficiales están engañados; les hacen llegar todos los días comunicaciones y directivas y todas esas cosas. El jefe y el oficial, no saben nada de política. Están en las cuestiones de la profesión: dar instrucción, de táctica, de combate; pero de política ellos no ven nada, no saben nada. Entonces engañarlos no es una cosa del otro mundo, ¿se da cuenta? De manera que ese no es problema. Liberarse de las fuerzas de ocupación es solo cambiarles el signo. En vez de estar apoyando y defendiendo la penetración imperialista, ponerlos a favor de la liberación del país. A lo cual son proclives, porque son nacionalistas.

  • LIBERARSE DE LOS YANQUIS
  • “El problema es liberarse de los yanquis; eso va a ser un poco más duro. Pero tampoco es difícil. Porque nosotros no estamos, ni nadie está en contra de un señor que viene de los Estados Unidos con capital, y lo coloca en el país para tener una empresa. Nosotros no estamos en contra de él. Estamos en contra del que viene, no para trabajar en el país, sino para explotarlo al país, para descapitalizarlo.
    “Ese señor que viene con una empresa que trae cien mil dólares de capital se instala, pide otros cien mil dólares a los bancos, empieza a trabajar y armar su empresa ya con 200 mil dólares —son 200 millones de pesos para nosotros, o un poco más—, y cuando gira sus beneficios no gira por los cien mil dólares que trajo, él gira por los 200 mil que tiene ahora; los cien mil los levantó en los bancos nuestros, y entonces, a través de nuestro propio dinero nos descapitaliza.
    “Por eso, nosotros habíamos hecho una ley que establecía que ellos podían girar hasta el 8 por ciento anual como beneficio en divisas que le daba el Estado; a razón del 8 por ciento anual del capital importado, no del que levantaron en plaza con la ganada de su trabajo. Y podia aún repatriar ese capital importado después de cinco años de instalado, y a razón del 20 por ciento anual, para no descapitalizar al país. Si ellos se someten a eso pueden venir todos; hasta Nixon puede ir allá si quiere, pero sometidos a eso. Allí no hay limitaciones. No se trata de una cuestión xenofóbica, ¡no! ¡Se trata de no dejarse robar! Hay varias empresas —Squibb, Standard Electric, etc.— que están de la época nuestra; pero ellos se sometieron a esa ley.
    “Hay que tener habilidad para que esas empresas que se colocan bajo esa ley no se marchen, y queden —porque muchos se van cuando ven que no pueden robar—. Hay que tener habilidad de poder llevar allí lo moderno de la tecnología, que ya no son fábricas o talleres; ahora son grandes factorías, las que se instalan y le fabrican a usted desde medias de señoras hasta aeroplanos. Eso es lo moderno, lo que se está haciendo en Alemania, Rusia, Francia, Italia; y esas factorías no tienen más remedio que ubicarse y nacionalizarse porque siendo grandes factorías la mayor riqueza la tienen en sus instalaciones, y eso está pegado al suelo, no se lo pueden llevar.
    “Hay que buscar todas esas combinaciones, y ya no será problema tampoco liberarse de los yanquis. Yo lo hice una vez, de los ingleses y de los yanquis juntos. Por eso ellos le dieron espoletas y bombas, por eso le dieron combustible a la Marina, que fue el Instrumento de la revolución del 55. Hecha por la Marina y por la masonería inglesa ligada a la masonería de la Marina, tan preponderante en ella…

    —General, retomando otro tema; la prensa mundial, y en distintos ámbitos de nuestro país se comentaba criticamente —con variados contenidos según la posición de cada uno— el hecho de que durante el mes que usted estuvo en Argentina no se produjesen movilizaciones de una magnitud tal que desbordasen el aparato montado por el gobierno, ni actos públicos multitudinarios con su participación.
    —”Es que nosotros paramos eso. Todos los dias venian gremialistas a proponerme actos o movilizaciones, pero eso era lo que estaba esperando el gobierno, según mi apreciación. Ellos me hicieron todc eso para que yo me enojara e hiciera un llamado a nuestros muchachos para armar un gran escándalo. Eso es lo que querían. Querían que se armara un gran escándalo, y ya tenían la fuerza preparada para reprimir. No convenía darles la oportunidad de hacerlo; tal es asi, que golpearon, pero golpearon en el vacio siempre. No era la oportunidad, para mi; la oportunidad se va a presentar cuando ellos cierren el camino de las elecciones, si lo cierran. Ese va a ser el momento.

    —De todas maneras, tanto en Ezeiza, el dia de su llegada, como después frente a su casa, en Gaspar Campos, se movilizó una enorme cantidad de gente, la mayoría participando por primera vez en algo similar. ¿Cómo lo vio usted?
    “Yo lo imaginé, y seguí todo eso; sabia que se iba a producir. Conocía perfectamente bien, y Cámpora me habla dicho, que de cualquier manera los muchachos iban a tratar de pasar, de ir a Ezeiza.
    “Claro, para mi fue una gran pena por los muchachos, ¡pobrecitos! Yo me acuerdo de que desde la puerta de mi casa les sabia decir: «¡vayanse!» Estaba lloviendo, estaban todos en la puerta, y llovía. Yo les decía: «Chicos, vayanse a su casa, que sus familias deben estar preocupadas», y me gritaban «|no, la vieja también es peronista!”.
    “Esas cosas, indudablemente, tocan muy profundamente a uno que tiene cierto grado de sensibilidad, desarrollada por tantos años de lucha, y sobre todo esto: para mi, que los viejos peronistas hagan una cosa así tiene un impacto psicológico pero que lo haga la juventud, no, eso ya promueve un futuro, que es el que interesa. Es lo que yo le digo a los muchachos de la juventud; que si ellos no se arreglan para ellos el país ,no se lo va a arreglar nadie. O la juventud toma en sus manos esto y lo arregla, o no se lo va a arreglar nadie. Los viejos no van a arreglar esto; los viejos no están en la evolución. Es un mundo que cambia, y los muchachos tienen razón. Y si tienen razón, hay que dársela y hay que darles el gobierno. Usted ha visto que en el Movimiento Perónista la juventud es la que está tomando ya el manejo del Movimiento. Imagínese, un movimiento que son muchos millones; son los muchachos los que están manejando.

    ¿Eso esta produciendo enfrentamientos Internos…?
    “SI, claro; son los viejos. Pero el tiempo arregla eso, los va a matar el tiempo a los viejos y van a quedar los muchachos. La solución es biológica. Es una cosa natural; el enfrentamiento generacional es de todos los tiempos y de todas las cosas. En la casa, el padre y los hijos están er un mismo problema. Es una cosa que no se puede evitar con palabras o hechos. Lo evita ¿quién? El tiempo.

  • LOS DIRIGENTES SINDICALES
  • Pero eso llega al punto de que la Juventud Perónista acusa de traidores a lo
    que llaman la burocracia sindical…

    “Si bueno pero hace 30 años que yo vengo notándolo hijo. En la acción sindical hay mucha burocracia. Por otra parte, nadie tiene una experiencia más dolorosa que yo sobre eso. Porque yo los he visto defeccionar a muchos en el momento más decisivo de toda nuestra historia política, los he visto defeccionar a ellos, a los dirigentes sindicales.
    “Por eso, cuando yo organicé el movimiento, lo organicé sobre tres patas; no sobre una ni sobre dos. Nosotros manejamos la acción popular a través de la linea sindical; pero también a través de la linea política, y lo manejamos en la linea política por el lado masculino y femenino. ¿Por qué hice yo eso asi? Porque lo que se maneja por linea sindical y por la política es la misma gente. Solo que los dirigentes sindicales tienen la ilusión de que manejan, y no es asi. Porque el manejo es político, no es sindical: el manejo sindical es solamente para la defensa de los intereses profesionales; no da para más. Ahora, politicamente… politicamente pueden manejar muy poco, ¡Qué va a manejar Coria…! Por eso lo tenemos a Coria, lo tenemos a Rosales, que sabemos que van todos los días a verlo al coronel ése, Cornicelli, cómo se llama…

  • CORNICELLI
  • “Cornicelli. Van todos los días, ya nosotros sabemos y los tenemos vigilados, sabemos los días que van, hasta lo que hablan con Cornicelli… El manejo sindical está en la CGT, y allí estamos seguros, porque lo tenemos a Rucci, que hace lo que debe hacer. Que otros griten y protesten… Si, eso es lo que queremos nosotros; con tal que no puedan hacer nada, déjenlos que griten… Los tenemos bien conocidos y bien estudiados, pero es mejor que estén. Porque todos los que están allí se destruyen; es decir, están en la trituradora y se están triturando, van a terminar por triturarse. He leido ayer una noticia: de que habla renunciado Coria. Claro, éste se la ve venir. Es que en política hay que hacer las cosas asi, sin violencia, con la habilidad suficiente como para que él solo se vaya limando, y cuando se acuerde, va a quedar un pedazo así chiquito. Es lo que les está pasando. Porque lo realmente importante del movimiento sindical lo manejamos por la CGT, y lo realmente Importante del Partido político lo manejamos por Abal Medina, y en otro lado por Isabelita, en la rama femenina
    “El Gobierno se equivoca dándoles plata a los dirigentes de las “62” está todo el gobierno engolosinado con que Coria y qué se yo. Pero ¡qué le va a dar Coria a ellos! ¡Si más aceite da un ladrillo que Coria! No puede; es inútil que lo hagan. ¿Se da cuenta? Esto fue bien armado hace 30 años; por eso han tratado todos de destruirlo y ninguno ha podido. Los “gorilas”, con la violencia y los fusilamientos, lo fortalecieron. Después vino Frondizi; la Integración decía Frondizl; se los quería absorber; tampoco pudo. Después vino lllia: hay que disociarlos, hay que dividirlos, decía… tampoco pudo. Al fin vino Lanusse, que hace de todo: terror, absorción y división; tampoco puede. Porque las cosas que se hacen bien, por lo menos no son destructibles. Estos chambones que actúan un poco en la superficie, arañan la superficie, pero al fondo no llegan nunca.

  • QUE LA JUVENTUD SE HAGA CARGO
  • “Ahora, en lo que yo estoy empeñado y quiero es que la juventud tome eso de una vez. Allá andan medio renuentes los muchachos, porque también tienen sus cositas entre ellos. La juventud tiene que terminar con esas cosas. Esta generación juvenil nuestra que tiene valores, indudablemente, tiene grandes valores… Yo tengo ya una experiencia suficiente. Desde que tenia 18 años estoy mandando hombres y dirigiendo hombres; ahora estoy en los 76, 77; ¡imagínese si tendré experiencia y sabré apreciar! La juventud nuestra tiene valores extraordinarios, extraordinarios…
    “Lo que es importante es organizarlo. No debe ser la organización de un sector político; debe ser la organización de toda la generación juvenil. Piensan como piensen, deben estar todos unidos contra lo que está contra el país; solamente así podrá la juventud tomar un dia todo en sus manos y tomarlo bien. No, que lo tomen como un fatalismo biológico, porque los viejos se van a ir muriendo y al final van a quedar ellos. Que lo tomen racionalmente desde ahora, y los viejos de nuestro Movimiento están totalmente decididos a eso. La prueba está en que el secretarlo general del partido político nuestro es Abal; el Consejo Superior está Integrado también con ellos, y allí los que tallan son los jóvenes; los viejos, ya no. Isabelita está colocando todas muchachas jóvenes. La incógnita mía está en cuándo esta juventud formará la generación de emergencia que es necesario formar para salvar al país. Esa es la única preocupación mía; si eso se forma y se pone en marcha, después ya no hay problema.
    “No es problema político el que me Interesa tampoco. No, es esa juventud que debe ponerse los pantalones y empezar a decir lo que hay que hacer. En esto no es cuestión de bla, bla, bla, tria; aquí hay que hacer, y eso tiene que hacerlo la juventud. Nosotros decíamos: mejor que decir es hacer, y mejor que prometer es realizar. Ahora tienen que empezar, y tienen que empezar, y tienen que empezar ya los muchachos; son temerosos algunos, porque no tienen experiencia… Pero la experiencia se adquiere; nadie aprende en la cabeza ajena. La experiencia propia es la parte efectiva de la sabiduría política No hay nada que hacer; eso no se aprende de nadie. Se aprende a través de una reflexión, de una maduración y de una acción. ¿Qué tienen miedo de que van a cometer errores? SI, no se van a escapar, aunque pasen muchos años estudiando. Los errores son consustanciales con la acción. Más errores de los que hemos cometido nosotros, los viejos, no podrán. Vea el pais que les entregamos: por muchas macanas que hagan, no van a hacer nunca las que hemos hecho nosotros. De manera que ese temor tienen que abandonarlo y meterle. Si la juventud no salva esto, esto no salva nadie. Porque también casi todos los que durante 17 años han enfrentado, aun los mismos hombres ya de edad que han enfrentado, todo esto… En el hombre hay algo que se marchita (se señala la cabeza) y algo que se intimida (señala el corazón) con los años. Y se necesitan obreros frescos y corazones tranquilos. Eso lo da la juventud.

  • SUFRIMIENTO ES EXPERIENCIA
  • “La juventud está preparada. Está preparada porque nosotros hemos trabajado para eso; el pais lo hemos politizado nosotros. Antes nadie le llevaba el apunte a esto. Y la juventud la hemos formado nosotros: algunos dicen: Cómo, si no lo han conocido… No interesa que conozcan o no conozcan. Las viejas, desde que nacen hasta los seis años —las viejas que eran peronistas— ya le metieron el peronismo en el subconsciente a los chicos. Imagínese. Y los que no, por otro lado, fueron después a la Universidad y fueron comprobando todo esto; se fueron formando, y es una generación que tiene una experiencia extraordinaria ¿Por qué? Porque ha sufrido. Y la experiencia viene a través del sufrimiento. Eso es una garantía muy grande. Si conseguimos eso, el país está salvado. ¡Qué importa que haya elecciones, que no haya elecciones, que los militares, que esto y lo otro! Si conseguimos que la juventud sea una y organice como está funcionando ahora, como se está uniendo… Yo he hablado con todos, la juventud radical, la juventud conservadora, la socialista. .? Todos han estado conmigo y han quedado comprometidos a unirse.
    —Usted podría habar tomado ciertas medidas que hubiesen significado dificultar las elecciones. ¿Por qué no lo ha hecho y por qué considera necesario llegar a ellas?
    Porque todavía, pienso, hay un pequeño resquicio para las elecciones; nosotros no podemos desear ninguna otra cosa que no sean las elecciones, porque ahí ganamos nosotros. Ahí es el pueblo el que gana. Con un partido, con otro partido, ya eso está sobre los partidos políticos. Ganamos las elecciones, tomamos el gobierno y después vamos a conversar; hay mucha experiencia en esto. De lo demás nos encargamos nosotros. De manera que si hay un pequeño resquicio, hay que meterse por ahi.

    “Por eso yo esto se lo he dicho a los muchachos, y los muchachos se han parado, porque estaban preparados para más. Yo les dije: “Muchachos, no; esperemos. Ganemos las elecciones porque ahí somos fuertes nosotros. No llevemos esto a una cosa violenta, porque ahí estamos muy dudosos. Y a medida que nosotros avancemos y el tiempo avance, ellos son cada vez más débiles. En toda lucha de este tipo los Ingredientes que se usan son dos: tiempo y sangre; si usted quiere abreviar tiempo, no tiene más remedio que gastar sangre; pero si quiere ahorrar sangre, usa el tiempo. Sobre todo si el tiempo trabaja para uno, y acá evidentemente el tiempo trabaja para nosotros, desde todo punto de vista Se van organizando mejor, se va madurando más.

  • EL PERONISMO VOTA EN MASA
  • —A partir del nombramiento de la fórmula Cámpora-Lima es especula con que eso resta muchos de los votos que hubiese tenido el Frente Justicialista…
    “No, no resta nada. El peronismo vota en masa de acuerdo con lo que nosotros le decimos. Porque si Cámpora va al gobierno. Perón va al poder, como dicen los muchachos. Es lógico. Si lo he puesto a Cámpora es porque sé que es un hombre de una lealtad Insobornable. ¿Cámpora esté en el gobierno? Y bueno, yo estoy en el poder. Los muchachos están muy en claro. Esa es la palabra de orden de los chicos. Es muy claro, será realidad. Y el Gobierno sabe que será realidad.
    “Ahora, a mi me conviene que sea otro; porque yo puedo hacer mucho más fuera del gobierno que dentro de él. El Movimiento ya tiene los organismos de preparación del gobierno, ya están en marcha los institutos de estudios y planificación de gobierno; el instituto tecnológico ya está. Eso prepara los planes para el primer mes, para los seis meses, para el primer año, para los cinco años… Usted planifica para el primer mes de gobierno; eso está dentro de un plan a largo plazo; pero hay otro para los seis primeros meses. Ese plan es un plan quinquenal, que aguanta cinco años. Todo eso se está preparando, y lo sé porque tengo los Informes de los muchachos acá. Tomando el gobierno y organizada más o menos la dirección en la casa de gobierno, y la secretarla técnica de gobierno, en seguida se lanza un plan.
    ¿Y al el Gobierno lo proscribiese a Cámpora?
    “Que el Gobierno lo proscriba a Cámpora va a ser difícil, porque vamos a tener que poner a otro.
    ¿A quién?
    “¡Ay¡ Entonces no va a haber más remedio que poner un muchacho…
    ¿Licastro?
    “Puede ser”…
    Usted la envió un cable a Abal dicléndole que si Cámpora era proscripto habla que ponerlo a Licastro. ¿Es asi?
    “Si, claro…
    Y asi, ¿salta todo al diablo?
    “Pero claro, claro. Cámpora los cuesta, pero Lie astro les cuesta mucho más Licastro es de la juventud, y ya medio le tienen miedo a la juventud. Es un muchacho que tiene la edad suficiente, porque los demás no tienen la edad… Y, la política esté hecha asi… No, no lo van a proscribir a Cámpora
    “Ahora he recibido un mensaje de Cámpora diciéndome que el miércoles empieza la campaña electoral y pidiéndome un mensaje. Siempre se acuerdan tres días antes. Pero yo lo haré en el momento decisivo; no es en el comienzo de la campaña electoral cuando me necesitan. Eso tienen que hacerlo ellos. Y los muchachos tienen que empezar a actuar. Los viejos tienen que quedarse para arrimar la experiencia, y la experiencia la van a arrimar en la ejecución de las cuestiones; en las formas de ejecución es donde se necesita la experiencia. Los viejos deben estar preferentemente en los encuadramientos; las direcciones deben pasar a nuevas mentalidades. Porque ellos son los que conducen, y los viejos tienen cancha para ejecutar; pero no tienen ya ni las condiciones morales ni mentales para tomar las resoluciones. Los trasvasamlentos generacionales son asi. El error esté en decir que alguien es muy joven; no, tiene que ser joven. Usted ve que yo lo he puesto a Cámpora allí porque de mi generación yo tengo los hombres que sé que son leales; o va Bidegain, que es un hombre que está de reserva desde el 55.

  • SOBRE ALGUNOS CANDIDATOS
  • Anchorena renunció finalmente.
    “Y, si. ¡Cómo va a comparar a Anchorena con Bidegain. Además, los procedimientos que siguió él… Nuestro Movimiento es una cosa difícil. Me mandó un telegrama diciendo que se subordinaba después otro diciendo que hablan renunciado todos. Han renunciado tarde; no debieron hacer lo que hicieron y tratar de forzar una situación con matones. Eso ya no. Entre nosotros, no puede ser; matones somos todos después de 17 años de lucha. Imagínese si nos van a ir a asustar allí con matones. Bueno, es lógico. Renunciaron todos y se puso lo que debia ser.
    “Por otra parte, el vicegobernador, Guerrero… Es que no, no puede ser eso claro, iba porque como es metalúrgico puede arrastrar votos… Pero ahora va ese otros muchacho que han puesto ahora, que es secretario general adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica, Calabró.
    Calabro es un tipo que, juegúele usted, se juega bien; hay que manejarlo también, pero es un hombre que juega bien. Es inteligente, no es tonto y es leal.
    “Primero, el gobierno; en un mas, al podar”. Usted, general, mencionó un plan para el primar mas da gobierno.
    “Lo primero que hay que hacer es tomar el gobierno. Punto de partida. Lo segundo que hay que hacer es tomar el poder. El gobierno se toma a través de las elecciones. El poder hay que tomarlo en el primer mes de estar en el gobierno. Porque mucha gente de la que actualmente está en el mando, aunque obediente a éstos que están contra el pais, van a estar mucho más con el que esté a favor del país. En el fondo son patriotas. Si estén ahora, es porque no quieren meterse, porque tienen la carrera porque… en fin. Pero eso es fácil.
    Pero, concretamente, ¿qué medidas tomarla?
    “Nada, es un trabajo de conducción. En el gobierno —eso hay que entenderlo un poco para no equivocarse— usted se sienta acá y tiene dos fajas de trabajo: una, político administrativa; la otra, conducción. Son dos cosas distintas. En una es ciencia y administración; en la otra, es arte, y eso ya es otra cosa. Allá tiene para hacerlo un buen equipo, con jefes de equipo buenos y capaces, buen plan; lo pone en marcha y eso anda solo. Aquí… ¡ah, no!… aquí es como cualquier manifestación del arte: hay que estar todo el dia sobre el modelo, trabajando. El que no es artista no lo puede. Eso tiene su teoría y su técnica, como todas las artes; usted tiene, por ejemplo, la pintura y la escultura; con una buena técnica y una buena teoría de la pintura, usted hace un buen cuadro o una buena escultura. Pero si usted quiere una Piedad de Miguel Ángel o una Cena de Leonardo, lo necesita a Leonardo. ¿Por qué? Porque la teoría y la técnica es la parte inerte del arte, la parte vital es el artista. Bueno, esa tarea tiene que ser de conducción; dentro de esa conducción está este aspecto, y al que sabe conducir eso no se le escapa nunca.”

    Tags: , ,