Más de 4.000 compañeros respondieron a la convocatoria de la Juventud Perónista de Rosario, a concurrir al Monumento a la Bandera el 18 de agosto.
Por primera vez se realizaba un acto peronista en el Monumento a la Bandera, que fue inaugurado en 1956 por el fusilador Aramburu.
La convocatoria de JP fue amplia: todos los sectores leales a Perón y al movimiento fueron invitados al acto. Y todos respondieron. El plenario de Unidades Básicas, las 62 Organizaciones, la Agrupación Evita de la Rama Femenina, la ÜP, la Juventud Trabajadora Perónista y la Juventud Universitaria Perónista, engrosaron las columnas del homenaje a los caídos.
A las 19.20 llegaron al lugar una columna de aproximadamente 1.500 compañeros, que previamente se habían concentrado en la esquina de E. S. Zeballos y 1º de Mayo, portando numerosos carteles de J.T.P., Montoneros y FAR y estandartes con los nombres de los caídos.
Posteriormente ingresó otra columna integrada por miembros de la Juventud Universitaria Perónista (JUP), en perfecto orden, y se ubicó en la escalinata del monumento. Luego llegaron las demás agrupaciones.
Luego de entonar el himno nacional y la marcha peronista se guardó un minuto de silencio por Evita y por todos los caídos en la lucha por la liberación nacional. A la mención del nombre de cada uno de los muertos los compañeros respondían con un vigoroso ¡PRESENTE!
Hablaron compañeros representantes de cada una de las organizaciones que concurría al acto recordando distintos aspectos de la Resistencia Perónista, de los 18 años de lucha, del renunciamiento de la compañera Evita y reafirmando el apoyo total a la candidatura del General Perón.
Previamente se había escuchado el discurso pronunciado por la compañera Eva Perón el 22 de agosto de 1951, cuando renunció a ser candidata a la vicepresidencia. Profunda emoción embargó a los presentes que respondieron gritando: ¡SE SIENTE, SE SIENTE, EVITA ESTA PRESENTE! y ¡SI EVITA VIVIERA, SERIA MONTONERA!
El acto fue cerrado por los compañeros sobrevivientes de la masacre de Trelew, Ricardo Haidar, María Antonia Berger y Alberto Camps, que hablaron en nombre de Montoneros y FAR.
El recuerdo de los 16 patriotas asesinados en Trelew por la dictadura al servicio del imperialismo provocó la emocionada reacción de los 4.000 compañeros que durante largo rato entonaron cantos y consignas referidos a su lucha y a su vigencia actual.
Terminado el acto los compañeros se dirigieron en manifestación hacia el lugar donde fue asesinado el compañero Bello durante el Rosariazo. Se realizó un minuto de silencio y habló el compañero Camps.

  • Bahía Blanca
  • Miles de compañeros concurrieron al acto organizado por la Juventud Universitaria Perónista, la Juventud Trabajadora Perónista y la Juventud Perónista en recuerdo a los caídos durante estos 18 años de lucha.
    Enormes carteles con el nombre de las formaciones especiales de nuestro movimiento: Montoneros y FAR, mostraban la presencia combatiente del pueblo peronista.
    Bahía Blanca, donde la presencia de la Marina —la fusiladora de Trelew— se hace casi oprimente por la cercanía de la Base Naval de Puerto Belgrano, cobijó también después de la masacre a los tres sobrevivientes.
    Esa emoción se traducía en el acto, rostros tensos abiertos en los los gritos y brazos extendidos en la V de la victoria, saludaban la memoria de los muertos, la memoria de la compañera Evita, la memoria de todo el pueblo luchando durante 18 años para que Perón vuelva a la Patria, para que Perón sea Presidente.
    Catamarca
    “Niños, miren para allí. Hacia alli queda el Sur y en el Sur, hace un año, dieciséis muchachos murieron para que ustedes pudieran tomar este chocolate.” Con esas palabras, inició el padre Carlos Salas un responso en memoria de la compañero Evita, de Felipe Valiese y de los combatientes masacrados en Trelew el 22 de agosto del año pasado. El acto se celebró en una barriada de Villa Cubas, un humilde caserío de la ciudad de Catamarca donde la labor de la Juventud Perónista viene fructificando desde hace varios meses, y concitó la presencia de numerosos pobladores. Asistieron también casi dos centenares de niños del lugar, a los cuales después de finalizada la “ceremonia se les sirvió un chocolate. Como parte del homenaje, se bautizó el barrio, que a partir de ese día pasó a denominarse “22 de Agosto”. “Fue un hecho muy importante para todos los habitantes del lugar —declaró a EL DESCAMISADO un compañero de Juventud Perónista—; no faltó nadie y la emoción era muy grande. Este es un barrio donde los pobladores carecen de todo y viven en condiciones muy precarias. Preferimos que el homenaje a los caídos y a la compañera Evita se realizara aquí y no en el centro, porque aquí es donde la gente está llevando a cabo su lucha para solucionar sus problemas, problemas que son una
    O herencia de la dictadura militar y un resultado del sometimiento y la miseria impuestos por la oligarquía. De esta manera, el homenaje adquiere un sentido distinto: se convierte en parte de la lucha diaria.”

  • Mendoza
  • Con la presencia militante de 3.000 compañeros, la Juventud Perónista de Mendoza rindió su homenaje a los mártires de Trelew, y a todos los caídos desde el 16 de setiembre de 1955 en la lucha por la Liberación Nacional y Social de la Patria.
    El acto se llevó a cabo en el Sindicato de Canillitas, y durante su transcurso los distintos oradores rescataron el ejemplo heroico de todos los militantes caídos, comenzando por el ejemplo inigualable de la Compañera Evita, mártir de su Inagotable dedicación a la causa de los descamisados. Al mismo tiempo, los que hablaron, en representación de distintas agrupaciones sindicales y de los nucleamientos de juventud que militan en la Provincia, pusieron de manifiesto su adhesión incondicional a la candidatura presidencial del General Perón, como culminación triunfante de 18 años de lucha por la recuperación del poder, y punto de partida promisorio de la nueva etapa que se abre en la lucha por la liberación total del pueblo argentino.

    Tags: , , , , , ,