En esta segunda nota, “El Descamisado” penetra en el mundo de los frigoríficos. Mostramos cómo 34 frigoríficos ganan casi 600 millones de pesos viejos por mes. Reiteramos que son los oligarcas terratenientes quienes encarecen brutalmente el precio de la carne que llega al mostrador de la carnicería, por cuanto ellos se quedan -con su renta agraria- con la mayor parte de la torta.

  • CUANTOS MILLONES GANAN LOS FRIGORÍFICOS?
  • El novillo llega en pie, vivo, al Mercado Nacional de Hacienda, en Liniers. Acá es donde rige el precio de 420 pesos viejos por kilo. Cabe agregar que el consignatario le lleva el 2 por ciento de la venta al colono, más el 2,37 por ciento que va hacia la Junta Nacional de Carnes, como impuesto para la financiación del gigantesco déficit dejado por los frigoríficos privados (y luego nacionalizados), Swift, FASA y CAP.
    Una tropa de novillos media supone 25 animales, que pesan un promedio de 380 kilos por cabeza; la tropa tiene, pues 9.800 kilos de peso, los que vendidos al precio mencionado, arrojan 4.116.000 pesos. Incluido una tasa de 10 pesos viejos por kilo, en concepto de flete, el monto asciende a 4.214.000 pesos, que es el costo de la tropa puesta en la planta faenadora.
    Se ha establecido que el 58 por ciento de un animal es el rinde de cada novillo una vez faenado. De tal modo, ese porcentaje sobre los 9.800 kilos mencionados, da un neto de 5.684 kilos útiles. Con el precio máximo de 690 pesos viejos el kilo fijado por el gobierno, ese lote es comprado por un total de 3.921.960 pesos viejos. Lo que resta del animal faenado (el recupero) se paga a 55 pesos viejos el kilo. Se trata de achuras y cuero. Esto da 312.620 pesos, que sumados al monto anterior, totalizan 4.234.580 pesos viejos, precio pagado por un frigorífico-tipo por una tropa de 25 novillos ya faenados y puestos en la planta.
    Como un frigorífico puede faenar por día unos 1.200 animales y la ganancia por cabeza es de sólo 900 pesos viejos (puesto que la diferencia entre los 4.214.000 pesos de compra y 4.234.580 pesos de venta es de unos 20 mil pesos, los que divididos por 25 —número de animales que integran la tropa— dan un promedio de 823 pesos por cabeza), la ganancia total es de 987.600 pesos por día, de acuerdo siempre al precio oficial.
    Resulta evidente que se trata de un monto ínfimo para los frigoríficos. Emerge, entonces, el mercado negro.
    Cabe hacer un breve resumen de lo antedicho: una tropa de novillos — 25 animales peso de cada novillo — 380 kilogramos (promedio) peso total de la tropa = 9.800 kilogramos precio oficial por kilo vivo — 420 pesos viejos precio total por una tropa-tipo — 4.116.000 pesos viejos precio del flete (10 pesos por kilo) — 98.000 pesos viejos precio total pagado al invernador que vende el ganado en pie en el Mercado — 4.214.000 pesos viejos promedio de carne útil del animal — 58 por ciento kilos útiles por tropa = 5.684
    precio oficial de venta de la carne = 690 pesos viejos precio de la venta del “recupero” (parte no utilizada en el 58 por ciento mencionado) = 55 pesos/kilo precio total de la venta hecha por el frigorífico, colocando los 5.684 kilos a 690 pesos/kilo y el resto (achuras y cuero) a 55 pesos/kilo = 4.234.580 pesos ganancia obtenida, de acuerdo a precios oficiales, por la venta de una tropa de 25 novillos faenados — 4.234.580 pesos viejos
    ganancia teórica obtenida por el frigorífico, calculada de la diferencia entre precio de compra (4.214.000) y precio de venta (4.234.580) — 20.580 pesos viejos cálculo de la ganancia teórica por animal — 823 pesos como un frigorífico faena un promedio de 1.200 cabezas por día, su ganancia diaria serla — 987.600 pesos.

  • LA VERDAD SOBRE EL MERCADO NEGRO
  • Como puede verse, la ganancia apuntada (de casi un millón de nacionales por dia) es Ínfima para los faenadores. De ahí que los precios “negros” equilibren los negocios del sector frigorífico, determinando sus fabulosas ganancias.
    De tal modo, el precio oficial de 690 pesos/kilo se va a 760 pesos.
    Así, los cálculos se modifican de este modo:
    Los 5.684 kilos útiles faenados vendidos a matarifes intermediarios en 760 pesos/kilo, significan 4.319.984 pesos viejos, a lo que se suman los 55 pesos/kilo de recupero (achuras, cuero), que agregan otros 312.626 pesos, dando un total de 4.632.610 pesos.
    De tal modo:
    precio de la tropa comprada por el frigorífico al invernador: 4.214.000 pesos viejos
    precio de la tropa ya faenada vendida por el frigorífico al
    matarife — 4.632.610 pesos viejos
    ganancia del frigorífico por tropa faenada — 418.610 pesos
    Ahora bien, como trabajando 9 horas por dia un frigorífico puede faenar normalmente unas 1.300 cabezas por día, tenemos que: si por 25 novillos ganan: 418.610 pesos por novillo ganan: 16.700 pesos y por 1.300 novillos ganan: 22 millones de pesos de modo que por mes ganan: 572 millones de pesos
    UN FRIGORÍFICO PUEDE GANAR 572 MILLONES DE PESOS POR MES EN ARGENTINA

  • LA MANO DE OBRA
  • Un frigorífico trabaja con unas 300 personas asalariadas, pagadas a razón de unos 200.000 pesos viejos de promedio al mes. De modo que el monto total de lo pagado mensualmente en calidad de salarios es de unos 60 millones de pesos, dinero que produce a los patrones —como ya vimos— 572 millones cada 30 días. Hay frigoríficos, como el “Yaguané” de Carlos Calvo, que faenan años 10.000 animales por semana, o sea unos 42.000 al mes, lo que proporciona una ganancia de 840 millones de pesos viejos mensuales.
    Cabe acotar que en estas condiciones se hallan 34 frigoríficos operando en Argentina, auténtica “cabeza de la hidra”, otro de los eslabones del brutal negociado de la carne.

  • EL NUDO DE LA BOTELLA
  • Pero como dijimos la semana pasada, son los ganaderos terratenientes e invernadores, los Blaquier, Fortabat, Peralta Ramos y compañía, quienes se quedan con la parte fundamental del negocio. Vale la pena recordarlo, porque si bien hoy demostramos con qué parte de la torta se alzan los frigoríficos privilegiados, también es cierto que en la propiedad de la tierra, en la propiedad de las vacas, es donde se halla el corazón del gran negociado de la carne argentina.
    Un reciente estudio afirma, basándose en datos oficiales, que de los 420 pesos que se paga en Liniers el kilo vivo de carne, nada menos que 147 pesos (o sea el 35 por ciento) corresponden a la renta que queda en manos del terrateniente-invernador. Corresponde preguntarse si ese 35 por ciento no corresponderá a los “gastos” que tiene el gran invernador para engordar a los animales. La respuesta es: no. Un oportuno estudio preparado por la revista “La Chacra”, publicada por Editorial Atlántida, empresa manejada por y al servicio de la oligarquía terrateniente, confiesa que —por invernada— un invernador gasta un promedio de 47..443 pesos viejos por cabeza, llegando a cuidar una tropa de más de 900 animales con sólo dos peones.
    Junto con eso, que son gastos de explotación, están los gastos de inversión, siempre por invernada. Bien, siempre según “La Chacra” en una invernada 1973 cada animal “gasta” 81.893 pesos viejos.
    Resumen: por animal, un invernador saca de su billetera por invernada casi 130 mil pesos viejos. Piénsese que, vendiendo al precio oficial de 420 pesos el “kilo vivo”, un invernador que no recurra al mercado negro obtiene unos 160 mil pesos por cabeza.
    Es en ese 35 por ciento de los oligarcas terratenientes donde se halla “la madre del borrego”. Allí hay que apretar, castigando a los grandes dueños de la pampa húmeda, de la tierra argentina.

    Tags: , ,