• Acuerdo sobre la República Argentina
  • Considerando:
    Que en la República Argentina el militarismo ha impuesto un gobierno de fuerza que desconoce la soberanía popular y atenta gravemente contra la libertad sindical, la justicia social y el bien común;
    Que esta aseveración se fundamenta en hechos de extrema gravedad como los siguientes:
    1) Política de hambre y miseria popular, que se traduce en el congelamiento de los salarios, mientras permanecen libres los precios y las ganancias empresariales;
    2) Quiebra por parte de la industria nacional con la consiguiente secuela de desocupación, que ha llegado a los índices más altos registrados en la historia de ese país latinoamericano;
    3) Intervención militar al Sindicato Unido Portuarios Argentinos (SUPA) y a la Unión Ferroviaria; suspensión de personería a la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera (FOTIA), Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina (FOETRA) y otras organizaciones;
    4) Condena a cinco años de prisión al compañero Eustaquio Tolosa, Secretario General del SUPA y encarcelamiento de militantes sindicales;
    5) Atropellos policiales contra los actos obreros y estudiantiles que provocaron la muerte de los compañeros Santiago Pampillón e Ilda Natalia Guerrero de Molina, mártires de la causa popular; y toda clase de presiones, intimidaciones (incluso amenazas) contra los dirigentes y militantes;
    6) Instauración de un régimen regresivo que llega hasta la movilización militar de grandes sectores de la población, incluyendo mujeres y niños mayores de 14 años;
    7) Política regresiva de privatización de empresas nacionalizadas y de entrega a los trusts internacionales de las fuentes de riqueza del país, caso de los FF.CC, petróleo, etc.
    ACUERDA:
    1) Condenar la dictadura militar que oprime al pueblo argentino y denunciar ante la opinión pública latinoamericana y mundial sus atropellos contra la justicia, la libertad y la soberanía de ese pueblo hermano;
    2) Recomendar a todos los participantes trasladen estas denuncias al seno de sus respectivas organizaciones a fin de promover la solidaridad con los trabajadores argentinos;
    3) Solidarizarse con la lucha que viene realizando la CGT de los argentinos en defensa de los derechos obreros, la soberanía popular y el patrimonio nacional de la República Argentina.
    Santo Domingo, 24 de mayo de 1968.

    Tags: