Nuevamente se reúnen en nuestro país conferencias técnicas y políticas de la OEA, ese instrumento del imperialismo norteamericano que forma parte del aparato de opresión a América Latina, zona que considera su territorio exclusivo.
En las conferencias técnicas, los burócratas becados del internacionalismo financiero se dedicarán a repetir cifras y a proponer medidas supuestamente destinadas a sacarnos del subdesarrollo, que todos (burócratas inclusive) sabemos que no se aplicarán jamás. Al mismo tiempo proseguirán inventando nuevos métodos para asegurarse a sí mismos otros cargos, otras canonjías, otros viajes y reuniones de “turismo técnico”, que les permite vivir a ellos al nivel de gastos en dólares, mientras nuestros pueblos siguen sufriendo la pobreza provocada por la explotación de las clases dominantes nativas y de los monopolios internacionales.
A su vez, en la Conferencia de Cancilleres se desarrollará la tragicomedia en términos políticos.
Los representantes del imperialismo tratarán de obtener nuevos avances que fortalezcan los lazos de dependencia de nuestros países, la sumisión total de nuestra soberanía a Estados Unidos. En particular, en esta Conferencia se tratará de formalizar de un modo u otro la llamada Fuerza Interamericana de Paz, por la cual los ejércitos de cada república latino americana serán integrados bajo el mando del Pentágono como policía de Estados Unidos destinada a reprimir la rebelión de los pueblos.
A su lado aparecerán los representantes de los gobiernos de nuestros países. La mayoría de ellos no representa ni siquiera formalmente la voluntad de nuestros pueblos. Ninguno representa sus intereses y derechos, sino los de los monopolios internacionales y las clases locales ligados a ellos. Estos delegados, en unos casos se apresurarán a apoyar las pretensiones imperialistas y aún aparecerán como sus voceros descarados. En otros casos, representarán la comedia: aparecerán negociando, ofreciendo a Estados Unidos las concesiones que exige, pero tratando de que la enajenación total de la soberanía se haga a cambio de promesas de préstamos, de mejor trato comercial y de inversiones. La historia es conocida: Estados Unidos hará promesas, pero las promesas quedarán en nada, o cuando se cumplan (en forma de préstamos e inversiones) será para acelerar la pobreza de nuestros pueblos y países. A cambio de ello, Estados Unidos obtendrá nuevas concesiones, como ha venido ocurriendo desde que el llamado panamericanismo fue puesto a prueba.
Las organizaciones firmantes, miembros del COMITÉ ARGENTINO DE LA OLAS, manifestamos nuestro repudio total y absoluto a las reuniones que el imperialismo y las clases dominantes locales realizan en este momento en nuestra tierra: es hasta una burla sangrienta que se realicen estas ceremonias oficiales en un país prácticamente ocupado militarmente.
Al mismo tiempo comprometemos nuestro esfuerzo para mantener hasta el fin la lucha por la liberación de nuestro pueblo, para barrer con la opresión, la explotación, la injusticia y los lazos que nos atan al imperialismo.

ACCIÓN REVOLUCIONARIA PERONISTA
ACCIÓN SOCIALISTA ARGENTINA
“BALUARTE”
FRENTE REVOLUCIONARIO CAMILO TORRES
MESA COORDINADORA DE JUVENTUDES POLÍTICAS
MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN NACIONAL
JUVENTUD REVOLUCIONARIA PERONISTA

Tags: , , , ,