Compañero Juan Carlos Zaffaroni
Nada podemos agregar a tus palabras —y sobre todo a tus hechos— reivindicando el derecho del pueblo a la insurrección armada para conquistar la liberación de todas las explotaciones.
Nada podemos agregar a tu definición por la lucha armada porque también nosotros creemos, como Camilo Torres, “que todo revolucionario sincero tiene que reconocer la vía armada como la única que le queda”.
Nada podemos agregar a tus justas razones para despreciar la llamada “justicia” del orden corrompido e inhumano, que sólo sirve a la injusticia organizada del sistema capitalista.
Sólo queremos hacerte llegar nuestro saludo fraterno y nuestro orgullo por saberte identificado con los peludos de Artigas, en su marcha y en su lucha.
Sólo queremos compartir tu suerte de valiente y perseguido por ser fiel a nuestro deber de cristianos que es ser revolucionarios, y nuestro deber de revolucionarios que es hacer la revolución.
Y finalmente, solo queremos que siempre sientas nuestra solidaridad combatiente y sincera hasta las últimas consecuencias.
Tus compañeros del
ENCUENTRO LATINOAMERICANO CAMILO TORRES
Buenos Aires, junio de 1968.

Tags: ,