Hay ciertos puntos fundamentales que deben ser tomados en cuenta si se desea que cualquier discusión sobro la guerra en Vietnam tenga algún valor. La población de Vietnam ha luchado contra la invasión y la dominación foránea durante 25 años sin tregua. Dos generaciones han crecido en Vietnam conociendo sólo condiciones de violencia y ocupación por parte de tropas opresoras. En toda aldea de Vietnam los rasgos sobresalientes fueron las guillotinas, y decenas de miles de ciudadanos fueron mutilados y ejecutados por el único delito de ser dudosa su lealtad a los invasores del momento.
En segundo término, las características básicas de la guerra norteamericana en Vietnam han sido las de experimentación. Bajo el nombre de “guerra especial” un gran número de pobladores civiles han sido utilizados para experimentos de asesinato masivo. Productos químicos conteniendo componentes de arsénico han sido utilizados indiscriminadamente en Vietnam por los Estados Unidos.
Los gases tóxicos han compuesto el equipo básico del ejército títere. El 59% de la población rural fue puesto en campos de concentración bajo condiciones de trabajos forzados, quizá la mayor proporción de cualquier grupo nacional sometido a condiciones tales. En esos campos, 300.000 policías secretos y soldados administraron la mutilación y el despanzurramiento. Aldea tras aldea, los vientres de mujeres preñadas fueron abiertos ante la población reunida.
Cuando los franceses fueron derrotados (1954) y los norteamericanos —a través de sus agentes— comenzaron estas prácticas de las que hay documentación disponible y abrumadora, no hubo resistencia armada durante un lapso de 5 años. Hay cientos de aldeas de Vietnam donde entierros masivos de gente viva fueron consumados por las fuerzas de Ngo Dinh Diem, financiadas y dirigidas por la C.I.A. (Agencia Central de
Inteligencia). Estudiantes, budistas y niños fueron enterrados hasta el cuello y decapitados. Después de sufrir atrocidades que, tanto en carácter como en escala se equiparan muy cerca con la ocupación nazi de Europa oriental, Un movimiento guerrillero de resistencia estallé en 1959. La lucha era primitiva pues dependía de arcos y flechas, lanzas de bambú y trampas. Las armas de fuego eran obtenibles solo mediante su captura al enemigo. Tengan presente el carácter experimental de esta guerra y noten entonces que sólo en un año, 1962 especialmente, más de 50.000 ataques aéreos con napalm se llevaron a cabo sobre las aldeas. El napalm, un producto químico, es una gasolina gelatinosa que se comporta literalmente como una bola de fuego que quema todo lo que halla en su camino. El napalm no puede extinguirse. Las víctimas del napalm no pueden apagar el fuego, sino que se vuelven masas derretidas que arden hasta que nada queda. Estas armas han sido utilizadas por los EE.UU. contra aldeas, escuelas y hospitales sistemáticamente, una y otra vez en todo el país. Otro producto químico, el fósforo, actúa como un ácido y ha sido usado de igual manera. El fósforo quema como el napalm, pero es una nube blanca que envuelve todo con lo que toma contacto. También han sido utilizadas balas y cápsulas experimentales de fragmentación. Hay una bomba (llamada “lazy dog”, perro perezoso) que es un recipiente que contiene diez mil dardos de acero, y ha sido utilizada ampliamente. Cada dardo de acero posee auto-propulsión y mata en un radio de trescientas yardas (273 metros). Cada dardo está afilado como una navaja y corta todo lo que halla en su camino. Cada recipiente contiene diez mil de esos dardos. Cientos de misiones de bombardeo se han realizado, en las que estos recipientes fueron lanzados indiscriminadamente sobre áreas como el delta del río Mekong.
¿Por qué experimentan los Estados Unidos en Vietnam? Porque consideran esta lucha como el prototipo de resistencia similar en las secciones del mundo agobiadas por la pobreza. Si pierden en Vietnam, es posible que los campesinos hambrientos erradiquen de todas partes a los poderes industriales.
La otra base de la guerra en Vietnam consiste en que los EE.UU. han visto a la guerra vietnamesa como el terreno previo para una guerra con China. Hemos tenido todas las evidencias que nos habilitan para decir que no hay remota justificación para ignorar en adelante o malentender más las intenciones norteamericanas. El director del State Department Policy Planning Board (Walt W. Rostow, también delegado de EE. UU. ante el C.I.A.P. (Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso) formuló el Plan Seis que apelaba a la creación de un incidente fuera de los puertos de Vietnam del Norte para disponer de un pretexto para bombardear a fondo el Norte del país. Tras un período, se llevarían a cabo otros bombardeos. (La operación se desencadenó a fines de julio, 1964). Toda pausa para la respuesta era planeada para crear pretextos adicionales para bombardear. El objetivo es provocar a China hacia la resistencia a finí de poder arrasar sus centros industriales y borrarla del siglo veinte. El colonialismo norteamericano sabe que la emergencia de China como un poder industrial mayor será un golpe mortal para el dominio norteamericano del mundo subdesarrollado y sus recursos. Para repetirlo: los dos hechos básicos de esta guerra son su experimentalismo a la manera de España y la preparación de un asalto a China.
Los EE.UU. han incrementado la escala de esta guerra intencional y permanentemente. La victoria electoral del Presidente Johnson fue avasalladora y no hubo obstáculo para el establecimiento de una guerra si EE.UU. la quería. El Norte fue bombardeado porque Estados Unidos quiso hacerlo, y las tropas han sido enviadas porque EE.UU. lo quiere. Tal es la evidencia. ¿Qué nos enseña esto? Nos enseñaría que las palabras de los norteamericanos no pueden ser creídas pues sus acciones los traicionan. El movimiento por la paz ha sido engañado con palabras que de alguna manera recuerdan las de los años 30. “No buscamos la destrucción de ningún Gobierno, no codiciamos ni un palmo de ningún territorio”. El Presidente Johnson 1965, Adolf Hitler 1939. El uso del lenguaje de paz para encubrir actos de guerra, es hitlerismo.

Tags: ,