La madre de Camilo Torres estuvo en Montevideo del 15 al 20 de febrero, como invitada del «Encuentro Latinoamericano Camilo Torres» que realizó durante esos días la primer jornada preparatoria.
Isabel Restrepo de Torres realizó una verdadera visita de amor. Derramó todo el amor por su hijo y ese mismo amor que fue Camilo para todos los colombianos y para toda América Latina.
La madre de Camilo no tuvo ni un momento de descanso, asediada por entrevistas y preguntas. Todos querían saber su versión, la más fiel, de Camilo. Todos querían conocer su rostro dulce y violento, lleno de fuerza en el recuerdo y en la proyección de Camilo.
Junto a ella sentimos de qué manera Camilo también nos había dejado su madre. De qué manera era nuestra madre, y la de todos los que quieren cumplir el deber de ser revolucionarios y de hacer la revolución.
La madre de Camilo visitó a los estudiantes y a los obreros. Recibió el cariño de todos. No se negó a ningún esfuerzo. Habló de Camilo todo el tiempo. El 19 de febrero, en el acto de homenaje a Camilo organizado por el Encuentro Latinoamericano en el Paraninfo de la Universidad de Montevideo, la emoción de la madre de Camilo se hizo carne en todos nosotros. Esa noche, hubo un profundo silencio y un exaltado aplauso para recibir de los labios de la madre de Camilo la consigna de la lucha revolucionaria «hasta las últimas consecuencias» y «hasta la muerte».
La madre de Camilo presidió con su cariño y su ejemplo la Jornada Preparatoria del Encuentro Latinoamericano Camilo Torres.
La Jornada se realizó en Montevideo y consideró un extenso temario cuyos aspectos fundamentales se refieren a la participación de los militantes cristianos en la acción revolucionaria de América Latina.
El Documento de la Jornada de Montevideo se dará a conocer en nuestro próximo número y consta de los siguientes capítulos:
—llamamiento a los cristianos para que se incorporen a la lucha revolucionaria,
—carta abierta al Papa para denunciar el significado que se quiere dar al viaje del Pontífice a América Latina,
—apelación por Vietnam: el genocidio de los agresores norteamericanos y la responsabilidad de los cristianos frente a la masacre del heroico pueblo de Vietnam.
—solidaridad con tocios los presos, torturados y perseguidos por ser fieles al «hambre y sed de justicia».
—información acerca de las próximas Jornadas y acerca del Encuentro Latinoamericano, Camilo Torres a realizarse en Colombia el 15 de febrero de 1969.

Tags: