Buenos Aires, Mayó 11 de 1970. Con afecto y unidad de acción para la liberación nacional:
La mayoría de los argentinos sabe muy bien que la dictadura de Onganía se acerca a su final ante la indignación incontenible del pueblo oprimido y la Patria humillada. Ni siquiera los pocos que arriesgaron alguna esperanza pueden seguir engañándose con un régimen que sigue desnacionalizando a la Nación, que entrena las espadas para mutilar las conquistas sociales y proteger los robos de la oligarquía, y que multiplica las órdenes públicas y secretas del terror, persecución y muerte para intentar detener a las fuerzas de liberación del pueblo argentino que ya no toleran más golpes, ni aventuras electoralistas de las minorías que se turnan en el poder, ni inhumanas desigualdades, rebelándose contra uní explotación que empieza antes de nacer y no termina ni con la misma muerte. Cada dia nuevas leyes y decretos son promulgados por una especie de monarquía que desde la Casa Rosada se complace en depender de las teorías importadas con que saquean al país los Fondos Monetarios Internicionales al mismo tiempo que se intensifican las medidas represivas para negar la soberanía popular de los argentinos. Una de las armas favoritas con que el oficialismo busca durar un poco más es la de fomentar la corrupción distribuyendo favores entre una minoría de inmorales que a cambio de permanecer con millonarias rentas y sillones directivos vendieron la poca dignidad que les quedaba a 1 s más bajas traiciones contra la Patria y el pueblo. Otro de los métodos clásicos del totalitarismo corporativo, cuyo modelo de orden se asemeja al de los campos de concentración, se vale de las más bárbaras violencias y torturas pretendiendo silenciar lo que piensan y sienten las mayorías nacionales. De ese modo se
completa la invasión de los
monopolios y el destino y la vida de los argentinos queda en manos del poder del dinero, del imperialismo sin Dios y sin bandera y de los mercenarios nativos alistados en el ejército de ocupación que desde el exterior se infiltra en la vida nacional. No es en esta nota donde vamos a reiterar todas las desgracias y todos los lutos causados por un sistema de opresión que desconoce la dignidad humana y coloniza a la Nación. Es tan grande la rebeldía popular sedienta de abolir toda forma de dominación, que hasta las criaturas se hacen presentes en cada manifestación de protesta.
Pero esta vez queremos alertar a los sectores populares y en particular a las organizaciones y agrupaciones sindicales contra las maniobras del Congreso de la dictadura que busca gestar la C.G.T. de Onganía presumiblemente durante los días 29 y 30 de mayo. Desde ya la justicia del pueblo sancionará nuevamente a los domesticados colaboracionistas, que recurren a fechas donde con patriótica resistencia los héroes del pueblo y de la juventud, de trabajadores y estudiantes de los decentes y de los militantes revolucionarios ofrendaron su sangre por la liberación nacional y social respondiendo a la violencia de los explotadores.
Y cada compañero. cada Agrupación sindical, cada organización estudiantil, los sectores populares y del Tercer Mundo, los militantes revolucionarios, las entidades nacionales, dentro de sus posibilidades y desde el lugar o zona en que actúan deben promover actos o reuniones, conferencias de prensa, declaciones y comunicados repudiando con energía al pretendido Congreso fabricado por el colaboracionismo y marcar a fuego como traidores a los delegados fraudulentos y digitados que en los hechos acatan docilmente los planes de odio de la dictadura y los monopolios convertidos en verdugos del pueblo argentino.
Asimismo, solicitamos al estado de alerta para toda comunicación que les enviemos desde la C.G.T. de los Argentinos, que ha resuelto realizar distintas jornadas de lucha de los trabajadores y de solidaridad con el movimiento estudiantil, con distintos actos, muchos de los cuales serán variados y sorpresivos, recordando especialmente a los mártires de Cordoba y Corrientes, de Tucumán y Rosario, de Buenos Aires y de todo el país.
Asimismo, en principio, procuraremos comunicar a cada compañero el que puedan estar presentes en el Congreso de la C.G.T. de los Argentinos, cuya fecha seria la del 29 y 30 de mayo en lugar a designar.
Advertimos que es resolución irreversible ya votada por el Consejo Directivo que el movimiento obrero nacional NO CONCURRIRÁ al Congreso de los dirigentes de Onganía, por ningún motivo y por ninguna táctica.
Para nosotros, para las bases, ya han caducado para siempre los dirigentes e instituciones de un régimen y de una dictadura agentes de un sistema al que tenemos como misión histérica abolirlo. No importan las dificultades ni los sacríficios y aún a pesar de traiciones o involuntaria incomprensión, pues está más cerca la hora de la liberación y la victoria del pueblo. Habrá rendición de cuentas y nada dejará de ser puesto en el verdadero lugar que le corresponde.

Raimundo Ongaro Secretario General de la C.G.T. de los Argentinos

Tags: ,