Clarín de Buenos Aires, edición 9/10/66:
Con su usual precisión estadística, el señor McNamara ha informado al Senado que este año se descargarán en Vietnam 638 mil toneladas de bombas. Es decir, más que en todo la guerra del rarifico durante la segunda conflagración mundial y más, también, que en los tres años de la guerra de Corea. Los bombardeos sobre Japón sumaron, hasta la rendicimí, unas 160.000 toneladas de explosivos, que quebraron buena parte de la industria japonesa. Hoy, los mil aviones diarios que participan en las misiones sobre Vietnam no parecen haber obtenido los mismos resultados…
Del discurso del Presidente Johnson, el 17/8/66, al celebrarse el quinto aniversario de la Alianza para el Progreso:
A la ce.: que hacemos frente a estos problemas, deben también prepararnos para conquistar las fronteras interiores que pueden promover espacio para vivir y recursos para las generaciones venideras. Las laderas orientales de los Andes; los sistemas fluviales del gran pantanal del Río de la Plata y el Orinoco; las zonas casi vírgenes de la América Central y Panamá: éstas son tan solo algunas de las fronteras que saltan a la visto.

  • UNA HISTORIA NECESARIA
  • VIET NAM quiere decir SUR DISTANTE.
    VIETNAM es un solo país. Sólo en los planos de los colonialistas se hace referencia a dos países. Sólo en la cartografía de los genocidas, jamás en el corazón indómito de su pueblo.
    Los anamitas se independizaron de China hace casi 500 años, en 1482, antes del Descubrimiento de América. En 1772 el Imperio Anamita incluía casi todo el territorio (Anam, Tonkín, Cochinchina y Camboya) que luego de la invasión francesa se convertiría en la Federación Indochina. Aprovechando el debilitamiento del Imperio, producido por guerras dinásticas internas,
    Francia desembarcó un ejército en 1862 y sometió la región a su dominio. La segunda guerra mundial produjo una variante trascendental: en 1940 Japón intima a Francia para que no siga permitiendo por la península Indochina el tráfico de suministros que EE. UU. envía a Chiang Kai-shek quien en China lucha para detener el avance revolucionario de Mao Tsé-tung. Indochina está entonces nominalmente gobernada por el Emperador Bao Dai, siervo obediente de la Administración francesa. El almirante Decoux, jefe de la misma, accede a la demanda japonesa. A fin de 1941 Japón bombardea Pearl Harbour y EE. UU. declara oficialmente la guerra al Eje. En Saigón se ha establecido una misión militar japonesa y posteriormente se instalan en Indochina bases niponas para la ofensiva contra Birmania. Francia, impotente, coexiste con el nuevo invasor.
    Pero el almirante Decoux asume que un modo de luchar contra los japoneses es incitar a los nativos a luchar por la independencia de su país. «La presencia japonesa en el Sudeste asiático —Indochina, Malasia, Indonesia, etc.— va a preparar, pues, el factor desencadenante de la insurgencia popular. . . Tal fue el caso del príncipe Pethsarath, quien al frente de un movimiento de liberación llamado Lao-Issara proclamó el primer gobierno independiente en el que también colaboraron fuerzas izquierdistas y comunistas. La llegada, en 1945-46 de abundantes tropas francesas disolvió el movimiento y determinó el exilio del Lao-Issara. Contra él habían lanzado ya los norteamericanos, por su parte, a las tropas chinas de Chiang Kai-shek.» (Enrique Ruiz García en el epílogo al libro de G. Chaffard.)
    Otro movimiento de resistencia antijaponesa, en el norte de la península, fue el Vietminh dirigido por Ho Chi Minh (fundador en 1930 del Partido Comunista nativo), curiosamente apoyado por los norteamericanos a través de la Oficina de Servicios Estratégicos de EE. UU. «Ho había establecido contactos personal y directamente con los norteamericanos en el mes de febrero de 1945. En ese mes, el líder comunista indochino y el coronel estadounidense Helliwell —jefe de los Servicios Estratégicos— se reunieron personalmente en la localidad de Kung Ming… Las tropas de Ho Chi Minh se adelantaron a las francesas en la reconquista de regiones importante. Los guerrilleros pasaron a ser, en esas condiciones, unas fuerzas populares con las que era preciso negociar o combatir. Por otra parte, sobre todo en el norte —donde Ho contaba con la asistencia de China Nacionalista, todavía de Chiang Kai-shek— la posición de los guerrilleros era firme… Todavía en ese momento las cosas eran favorables para la negociación y el acuerdo. Los documentos y testimonios directos de aquellos días revelan que el 16 de julio de 1945 —cuando se esperaba que la guerra contra el Japón duraría aún bastante tiempo— Ho Chi Minh estaba de acuerdo para entrar a Hanói con las tropas francesas … El 6 de agosto cayó la bomba atómica sobre Hiroshima. La rendición japonesa se precipitó repentinamente… La hora de la agitación comienza y las manifestaciones del 19 y el 20 de agosto se dirigen ya contra los franceses; es decir, contra el viejo poder colonial… Ho Chi Minh entra a la ciudad de Hanói el día 25. Le recibe un joven guerrillero, cuyo nombre será registrado para siempre en la memoria de Francia: Vo Nguyen Giap —su mujer e hija murieron en la cárcel en 1943— quien será, 9 años más tarde, el vencedor de las tropas más selectas de Francia en el campo atrincherado de Dien Bien Phu.» (Misma fuente que en el párrafo anterior.)

  • DULLES-PENTAGONO & CO.
  • La conferencia de Potsdam de 1945 dictaminó que los chinos desarmaran y repatriaran a las fuerzas japonesas al norte del paralelo 17, encargando igual labor en la parte sur a los ingleses. El norte fue ocupado por tropas yenanesas de Chiang Kai-shek, mientras que los ingleses, pretextando que Ho Chi Minh era un títere de los japoneses (!), devolvieron el poder a los franceses. Estos, para sacarse de encima a los chinos, reconocieron en marzo de 1946 a la República de Vietnam como un Estado libre (pero asociado a la Unión Francesa), con la intención de recuperar ulteriormente el norte del país. China «roja» no existía aún. Otro almirante francés desencadena una nueva represión colonialista. Contrariamente a lo pactado con Ho, la Administración francesa instala su propia Aduana en el puerto de Haifong y resuelve el enfrentamiento de tropas nativas y francesas ordenando al crucero Suffern que bombardee el barrio donde los nacionalistas se han hecho fuertes. Hay cerca de 6000 muertos: es la guerra otra vez.
    En 1947 Ho Chi Minh ofrece a Francia negociar la paz, pero su oferta es rechazada. Los franceses han decidido utilizar nuevamente a un antiguo aliado: el Emperador Bao Dai, dedicado a los placeres mundanos en Hong Kong. En China, Chiang Kai-shek sigue retrocediendo a. pesar del amplio apoyo norteamericano. Acaba de ser creada la C.I.A. (Agencia Central de Inteligencia), denunciada hace poco como gobierno paralelo de los EE. UU. Francia ubica a Bao Dai como jefe de Estado y procura desarrollar un frente con las sectas feudales derechistas del Sur. Carver (h.) —su folleto puede solicitarse en la Embajada de EE.UU. en Buenos Aires— comenta:
    Aunque cu-istiau desigualdades en la propiedad agraria en Vietnam del Norte, el delta del Río Rojo presentaba el modelo más amplio de propiedad agraria distribuida que se pudiera encontrar en toda Asia, y prácticamente no había grandes tenencias «feudales» ramo las que existían en la China, pre-comunista, o en la región del delta del Río Mekong en Vietnam del Sur. (Pág. 27).
    En 1949, la Asamblea Nacional de Francia unifica por decreto a Vietnam, reconoce la independencia de Laos y Camboya y confirma a Bao Dai como gobernante. Ese mismo año, un suceso determina la inclusión definitiva del área en los planes de la inteligencia norteamericana: Mao Tsé-tung derrota a Chiang Kai-shek y las tropas de éste, bajo la protección de la 7º Flota de EE. UU., son trasladadas a la isla de Taiwan (Formosa). La vecindad del nuevo gobierno chino, altera los esquemas geopolíticos del Pentágono. «La guerra de Indochina cuesta una fortuna a Francia, que pasa la factura, por vía intermedia, a la ayuda militar norteamericana.» (Ruiz García). En 1950 estalla el conflicto de Corea.
    El New York Times. 12/2/50, expresa:
    Indochina constituye un premio digno de fuertes apuestas. En el norte tiene estaño, tungsteno, manganeso, carbón, madera y arroz; caucho, té, pimienta y cueros. Aún antes de la segunda guerra mundial, Indochina daba dividendos estimados en 300 millones de dólares anuales.
    El Departamento de Estado norteamericano expresa en 1951:
    Hemos explotado sólo parcialmente los recursos del Sudeste asiático. No obstante, la zona suministra el 90 % del caucho crudo mundial, el 60 % del estaño y el 80 % del aceite de copra y coco. Tiene cantidades considerables de azúcar, té, café, tabaco, henequén, frutas, especies, resinas y gomas naturales, petróleo, hierro, aceite y bauxita.
    El General Eisenhower, manifiesta en 1953 (año en que se firma el armisticio en Corea, mientras los franceses siguen luchando en Vietnam apoyados económicamente por EE. UU.):
    Supongamos que perdernos Indochina. Si Indochina se separa, el estaño y el tungsteno, tan apreciados, dejarán de llegar. Intentamos prevenir por la vía más barata el acaecimiento de algo terrible: la pérdida de nuestra capacidad para conseguir todo lo que deseamos del territorio indochino y del Sudeste asiático.
    No obstante, en marzo de 1954 los guerrilleros vietnameses sitian el último gran bastión francés en el país: .Dien Bien Phu. Añade Ruiz García: «El 11 de abril llegaba a Londres el secretario de Estado de EE.UU., Foster Dulles. Se entrevistó inmediatamente con Anthony Edén secretario del Foreign Office. El político norteamericano explicó al británico que en opinión del Pentágono, Francia estaba perdida en Indochina si no era ayudada militarmente.»
    Escribe Anthony Edén en sus «Memorias»: (Editorial
    Noger, España).
    Por estas razones —prosiguió Mr. Dulles— los jefes del Estado Mayor de EÍS.UU. habían sugerido, hacía ya tres semanas, que las fuerzas aéreas y navales americanas intervinieran en la guerra de Indochina. Nos dijo que algunos porta-aviones ya habían salido de Manila hacia Indochina… En la noche del 23 de abril estábamos congregados en el Quay d’Or-say en una cena oficial ofrecida por el gobierno francés a las potencias de la OTAN, cuando Mr. Dulles me llevó aparte. Me dijo que el gobierno francés había recibido un telegrama del general Navarre en el cual afirmaba que solamente un potente ataque aéreo llevado a cabo por los EE.UU. en las 72 horas siguientes podía salvar la situación de Dien Bien Phu…
    Ya reunida la Conferencia de Ginebra, y llegadas las delegaciones de Francia, Inglaterra, Norteamérica, Unión Soviética, China Popular, Camboya, Survietnam (gobernada por Bao Dai) y Norvietnam (gobernada por Ho Chi Minh); Anthony Edén tomó conocimiento de un acuerdo especial entre EE.UU. y Francia: si la Conferencia fracasaba, EE.UU. intervendría militarmente en Indochina. Simplemente, se fabricaba la crisis a fin de impedir la Independencia.
    Añade Anthony Edén en sus «Memorias»:
    Temo que esta nueva historia sobre la intervención haya debilitado las pocas probabilidades que quedan de llegar a un acuerdo en esta Conferencia. Los chinos, y en menor medida los rusos, han estado sospechando durante todo el tiempo que los americanos se proponen intervenir en Indochina, cualesquiera que sean los acuerdos a los que lleguemos aquí…
    (Un número de junio 54 de la revista norteamericana ultra-conservadora US News and World Report, incluyó un detallado estudio de las negociaciones de Foster Dulles con el gobierno de Francia).
    Pierre Mendes France , denuncia ante el Parlamento de París:
    La prensa americana, mejor informada que nosotros, nos ha revelado que la intervención de USA debía tener lugar el 28 de abril, que los buques estaban en ruta cargados de artefactos atómicos y que el presidente Eisenhower debería haber solicitado del Congreso los poderes especiales el día 26. .. El Parlamento francés, sin que su gobierno le hubiera dicho nada, se habría hallado ante mi hecho consumado. Felizmente, el desarrollo de los acontecimientos fue impedido por Inglaterra y la opinión pública de los mismos Estados Unidos. ..
    El 7 de mayo, se había rendido la guarnición de Dien Bien Phu. En nueve años de lucha habían muerto 92.000 hombres del cuerpo expedicionario francés. Los sobrevivientes (algo más de 80.000) serían llevado» luego a Argelia para luchar contra los insurgentes. Cae en París el gobierno, y Mendes France pasa a ser su nuevo jefe. El New York Herald Tribune comenta que el 8 de junio, la delegación de Norvietnam aceptó en. Ginebra la partición provisional del país temiendo que cualquier intransigencia diera el pretexto deseado para la intervención militar norteamericana. Foster Dulles, entretanto, no pierde el tiempo: Bao Dai es obligado a nombrar como jefe de gobierno a un mandarín de Hué llamado Ngo Dinh Diem, el 17 de junio. Se trata de un funcionario convertido al catolicismo entre cuyos dilectos amigos se encuentran Dulles y el Cardenal Spellman. En Ginebra, Mendes France por la Federación Indochina y una delegación del Vietminh (que en sentido amplio significa «Unidos para la libertad») aprueban el 21 de julio las clausulas del armisticio:
    1) División provisoria del territorio de Vietnam a la altura del paralelo 17°.
    2) Organización de elecciones generales para reunificar el país, con límite en el 20 de julio de 1956.
    3) Transferencia de Tonkin a Vietnam del Norte en un plazo de 300 días.
    4) Neutralización de Camboya y Laos.
    EE. UU. y Ngo Dinh Diem rehusaron firmar los Acuerdos.

  • LOS MECANISMOS DE LA MENTIRA
  • Un folleto titulado 20 preguntas y respuestas sobre Vietnam editado en Buenos Aires por el Servicio de Informaciones de la Embajada de EE.UU. ejemplifica los pueriles mecanismos de tergiversación empleados por los estrategas norteamericanos. En la página 5 se lee:
    A causa de sus reservas acerca de ciertos aspectos de los Acuerdos, particularmente porque no disponían que hubiera elecciones libres en todo Vietnam bajo la vigilancia de las Naciones Unidas, los EE.UU. no les otorgaron su aprobación oficial.
    A once años de Ginebra no todos tienen tan mala memoria. El secretario de Estado adjunto encargado de las relaciones con el Congreso, Thruston Morton, segundo de Foster Dulles, expresó el 11 de junio (Le Monde, 13-6-51):
    Los Estados Unidos nunca tomarán parte en un acuerdo fundado en el apaciguamiento y no reconocerán jamás la legitimidad de un control comunista sobre cualquier parle del sudeste de Asia, de la misma forma que no han reconocido el control comunista sobre Corea del Norte.
    Firmar, hubiera significado también reconocer la autoridad de China Popular, que figuraba entre las 14 naciones firmantes de los Acuerdos. El paso posterior de EE.UU. fue establecer la SEATO, un tratado para el Sudeste asiático equivalente al de la NATO u OTAN. Puede también notarse que los comunistas acusan a EE.UU. de haber violado los Acuerdos de Ginebra, cosa discutible pues los norteamericanos se zafaron del compromiso firmado de no introducir en Vietnam nuevas tropas extranjeras.
    Otro folleto editado por la Embajada de EE.UU. (Vietcong: enemigo sin rostro, del profesor Carver [h], mesurado estudio anticomunista) explica que «Luego de los acuerdos de Ginebra, el área al sur del paralelo 17 se encontraba en un estado de caos político que bordeaba la anarquía.» Esta fuerte, insospechable de «marxismo», añade:
    Su gobierno (Diem) nunca tuvo éxito en dar al grueso de los campesinos survietnamese razones positivas para identificar su destino con la causa política que sostenía este gobierno. Los administradores que Diem envió al campo a menudo estaban corrompidos, y raras veces eran nativos de las áreas a las que habían sido asignados, hecho que les significaba ser considerados «extranjeros» por los campesinos, extraordinariamente apegados a sus clanes y a sus provincias. Las medidas agrarias, a menudo admirables en teoría, eran notablemente lentas cuando se trataba de ejecutarlas, y frecuentemente operaban en beneficio de terratenientes ausentes de sus propiedades en lugar de beneficiar a los que labraban la tierra directamente. (Págs. 12/13).
    Carver comenta horrorizado que 900.000 personas emigraron al Sur huyendo del comunismo. Califica al hecho como «una de las migraciones más espectaculares de la historia». Pero omite decir que Vietnam tenía aproximadamente 34 millones de habitantes (18 al Norte del paralelo 17°, y 16 al Sur), por lo que la pavorosa migración consistió en un 5 (/c de norteños. Explica Chaffard:
    Cientos de millares de cristianos tonquineses que habían creído en la protección de Francia (a la que han ayudado durante la guerra) van a ser abandonados por las tropas francesas: ha comenzado el movimiento de repliegue. (Pág. 35).
    Carver evita minuciosamente referirse a los 80.000 soldados franceses que recién terminaron de ser evacuados en abril de 1956. Tampoco dice que EE.UU. amenazó a Francia para que no mantuviera relaciones comerciales con el gobierno de Ho Chi Minh. No dice una palabra sobre las medidas de Diem (y su cuñado Ngo Dinh Nhu) que arrebataron a los campesinos las tierras otorgadas por la reforma agraria del Vietminh y las devolvieron a sus antiguos dueños. Ni una línea sobre la sangrienta represión diemista contra los budistas (90 % de la población). Nada sobre el aniquilamiento de las sectas que querían de nuevo a Bao Uai.
    Nada sobre las declaraciones de Foster Dulles en Washington: «Los EE.UU. están de acuerdo con el gobierno de Diem en cuanto a la constatación de que las condiciones existentes en Vietnam del Norte no son actualmente propicias para la celebración de elecciones libres en la totalidad de Vietnam.» Sin duda, el pueblo habría elegido a Ho y se hubiera producido la unificación. Diem, odiado por las sectas derechistas y por el campesinado expoliado, nunca realizó las elecciones previstas en Ginebra para 1956. Comenta Chaffard:
    Los fondos de la Embajada Americana, que nada tienen de secretos, no son los únicos medios utilizados para distanciar a los adversarios de Diem. Una nube de «consejeros», en todos lo i medios, se instala en Saigón para forjar el armazón del nuevo régimen. El nombre del coronel Lansdale domina este período como un «Lawrence de Indochina» destacado cerca de Diem por la Central Intelligence Agency (C.I.A.) La primera preocupación del poder y de sus influyentes amigos es comprar el apoyo de las sectas y asegurarse el control del ejército nacional. (Pág. 51).
    Durante nueve años, con una paciencia a toda prueba y renovando periódicamente su piadoso deseo, los dirigentes americanos van a esperar que Diem inicie la era de las reformas… No se cansarán hasta el mes de octubre de 1963. (Pág. 57).
    Larga es la lista de aberraciones desencadenadas por la familia Ngo, con la anuencia de sus «Asesores» norteamericanos. Hoy, descartando por completo al movimiento nacionalista-budista de liberación, centrando el panorama en el sector comunista de los revolucionarios y radicando sus acusaciones en la figura de Ho Chi Minh, EE.UU. cree que nadie nota que Cao Ky es un fiel heredero del diemismo. Hanói ha cometido también numerosos pecados. Pero la agresión norteamericana comenzó mucho tiempo antes de la llamada «agresión comunista». La invitación del presidente Johnson para negociar una paz honorable, tiene el mismo valor que (supongamos) una supuesta propuesta de Hitler a Churchill para negociar la paz mientras las V-2 destruyen la ciudad de Londres. Obviamente, China aprovecha la situación.
    Recordemos otros detalles: en 1953 se firmó en Panmunjon el armisticio para Corea. Se acordó el retiro de las tropas extranjeras. Hace rato que los voluntarios chinos evacuaron el Norte del país. Las bases y los soldados norteamericanos siguen inamovibles en el Sur, mientras tropas surcoreanas batallan junto a las de EE.UU. en el sur de Vietnam contra los guerrilleros, ya sean nacionalistas, budistas o marxistas.
    No se puede engañar a todo un pueblo todo el tiempo. El delito está a la vista.

  • PRIMER ACTO DEL GENOCIDIO
  • Después de 5 años de sufrir persecuciones, recién en 1959 estalla la resistencia contra Diem. Ex-combatientes contra japoneses y franceses, campesinos y estudiantes desentierran las armas ocultadas después del Acuerdo de Ginebra.
    El 11º de Mayo de 1961, el vicepresidente Johnson viaja a Saigón para comunicarle a Diem que la ayuda militar va a ser duplicada. Un decreto de Diem (julio 22) moviliza a todos los hombres entre 18 y 33 años. A principios de octubre, la Sra. Nhu logra que la Asamblea Nacional apruebe la creación de milicias femeninas, como ejército de reserva. A fin de mes, Diem pone en marcha el acto inicial del genocidio decretando el estado de emergencia. ¿Para qué? En 1962 se comienza la construcción de «aldeas estratégicas» para concentrar allí a todos los campesinos a fin de «protegerlos» del peligro Vietcong. Un plan elaborado por el profesor Staley y redondeado por el general Taylor recuerda el estilo de Auschwitz, Buvchenwald y Dachau: «el trabajo os hará libres». Dice Chaffard:
    Los enormes medios financieros puestos por EE.UU. a disposición del programa de las aldeas estratégicas van a permitir, considera Ngo Dinh Nhu, realizar por fin a nivel nacional la preparación sicológica de la totalidad del pueblo vietnamita… Para evitar toda tentación de regreso y privar a los guerrilleros vietcong de una fuente de abastecimiento y reclutamiento, son destruidas las aldeas y los cultivos abandonados. Esta destrucción de las cosechas en las zonas «contaminadas» se realiza mediante el lanzamiento aéreo de líquidos corrosivos empleados habitualmente en agricultura para acabar con la vegetación (defoliantes) de grandes extensiones de terreno. Por esta causa, no se ha podido quizá evitar que perjudicase a seres vivientes, habiendo dado origen estos «errores» a la campaña dirigida hacia la opinión internacional en contra de la guerra química en Vietnam del Sur. (Pág. 173).
    Sobre incursiones de tropas sureñas al territorio del Norte (Chaffard):
    Ya en julio 1961, un C 47 de la aviación americana había sido abatido sobre Ninh-Binh, a 700 km. de la línea de demarcación: transportaba una dotación survietnamita que debía lanzarse en paracaídas en la región alta. .. En agosto de 1963, radio Hanói protesta contra múltiples vuelos realizados sobre la República Democrática de Vietnam por aparatos Dakota provenientes del Sur. En setiembre, un comando lanzado en paracaídas es capturado en la provincia de Buc-Kan, al norte de Hanói. (Págs. 219/ 20).
    A fines de 1963, después de haber sido violentamente reprimida la sublevación de los bonzos budistas (las fotos de los inmolados dieron la vuelta al mundo), y tras el asesinato de Diem, Nhu y Kennedy, una junta militar pasa a dirigir la guerra desde Saigón, siempre con el asesoramiento norteamericano. Entre éstos hay dos líneas: la «dura» (C.I.A. y Pentágono), que está por el arrasamiento del Norte; y la «Kennedy», que presiona al nuevo equipo de la Casa Blanca para que se lleve a cabo el retiro de las fuerzas de EE.UU. según lo decidido por el equipo del presidente asesinado. Sobre este punto, volveremos al final del trabajo.

  • ENTRETELONES DE LA BARBARIE
  • (Las cifras siguientes son conservadoras pues fueron compiladas antes de mediados de 1963). Muertos en 1962 solamente: 40.000 — Fuente: Gral.
    Paul D. Harkins, jefe de operaciones militares estadounidenses en Vietnam. Citado en la publicación Sword of Free Vietnam (Espada de Vietnam Libre).
    NOTA: Sword of Free Vietnam es el órgano oficial del partido Demócrata de Vietnam. Se trata de un partido virulentamente anti-comunista compuesto por ex-funcionarios y simpatizantes de gobiernos anteriores al de Diem. El lema de este partido es, «Por la derrota del Comunismo en favor de los intereses de los Hombres Libres de TODAS PARTES.» (mayúsculas en el original).
    Número de muertos a fin de 1962: 100.000 — Fuente: Libro Blanco 1963 del partido Demócrata de Vietnam. (En adelante se abreviará PDV).
    Retenidos en zonas llamadas «de concentración»: Algo más de 5 millones a mediados de 1962 — Fuente: Libro Blanco del PDV. Citado por el diario Los Angeles Times del 19/10/62.
    Número de «nacionalistas anticomunistas» retenidos en zonas llamadas «de concentración»: estimado en 100.000 — Fuente: Libro Blanco del PDV.
    Estudiantes solamente, retenidos en «campos de concentración» a fin de 1962: 45.000 — Fuente: «Student Peace Union of USA», boletín abril 63.
    Número de policías secretos: 300.000 a mediados de 1963 — Fuente: Libro Blanco del PDV.
    Cifra aproximada de retenidos en aldeas estratégicas: Más de la mitad de la población rural a mediados de 1962 — Fuente: Libro Blanco del PDV.
    Uso de la ayuda estadounidense: El embajador del Reino Unido en Vietnam gastó 40 millones de francos en moblajes para el hogar. — Fuente: Libro Blanco del PDV.
    Personas en aldeas estratégicas a mediados de 1963: Más de 6 millones. Descriptas como campos de concentración con alambradas, fosos, torrecillas con ametralladoras, trabajos forzados y patrullas. — Fuente: informe del PDV, junio 63.
    Cuarenta por ciento de bajas «enemigas» fueron consideradas «guerrillas»; el sesenta por ciento restante de bajas «enemigas» se estimaron como campesinos ajenos a la lucha. Fuente: informe del PDV, setiembre 63.
    El general Wheeler citado por el New York Times,
    26/1/63: «Una guerra pequeña, sucia, horrible».
    Número de personas internadas en la isla Paolo Condore solamente: 300.000 — Fuente: informe del PDV, setiembre 68.
    Revisión del programa de Aldeas Estratégicas hecho por el PDV en una investigación sobre el terreno:
    Informe del PDV, setiembre de 1963:
    «Aldea estratégica quiere decir trabajo forzado bajo 300.000 policías secretos. El programa está planeado para 15 millones de personas. Este es el único conflicto registrable en el que son utilizados todos los medios para destruir a nuestra propia gente… Más severo y brutal que todo el período colonial francés… Series de bárbaros ataques a aldeas de campesinos desarmados con la asistencia y armas de los estadounidenses… Los 300.000 policías secretos han cometido numerosas atrocidades. Tierras de granja y fuentes de comida han sido arrasadas…»
    NOTA: Vietcong es un término lunfardo que significa «comunista vietnamés». Es comparable a «bolche». No hay organización alguna con tal nombre.
    El frente nacional de liberación fue consolidado en febrero de 1962. Tiene un comité central de 31 miembros. En él están representados tres partidos antigubernamentales existentes en Vietnam. Lo encabeza un abogado no-comunista acusado de simpatizante vietcong por los norteamericanos. Hay en el frente representantes de los monjes budistas, de los sacerdotes católicos y de los clérigos protestantes. (Citado en The tragedy of Vietnam por Helen B. Lamb) — Fuente: informe del FNL.
    El líder de los budistas en el FNL, Venerable Thich Thien Hao, considera:
    160.000 muertos hasta mediados de 1963 — 700.000 torturados y mutilados — 460.000 prisioneros — 31.000 violaciones — 3.000 despanzurrados y sus hijos tajeados cuando aún vivían — 4.000 quemados vivos — 1.000 templos destruidos — 46 aldeas atacadas con productos químicos venenosos entre enero y marzo de 1964, afectando a 20.000 personan — 16.000 campos usados o en construcción de acuerdo al Plan Staley-Tayln,.
    Las cifras arriba mencionadas coinciden con los informes de la Cruz Roja de Vietnam del Sur, la Unión de Mujeres Survietnamesas y los despachos del Partido Demócrata de Vietnam.
    El periódico The observer, 8/9/63, estimó el promedio mensual de bajas en la guerra como de 4.000.
    Las cifras del FNL son atestiguadas por el sacerdote católico, R.P. Petrus Vu Xuan Ky.
    La Federación de Científicos Norteamericanos cita a las fuentes del Departamento de Defensa sobre el tema de la guerra química y concluye: «Los EE.UU. utilizan venenos químicos en Sur Vietnam. Los Estados Unidos utilizan a Vietnam como campo de experimentación para la guerra química y biológica». — Fuente: I. F. Stone’s Weekly.

  • SOBRE EL CONTROL NORVIETNAMES DE LA GUERRA EN VIETNAM DEL SUR:
  • a) «Todo lo que poseen los comunistas (en Sur Vietnam) es su dedicación. Si yo estuviera en sus zapatos, me sentiría muy disgustado con Hanói por haberme tirado al medio.» — Fuente: Un capitán norteamericano a cargo de operaciones en un sector de Vietnam tal como lo citara Newsweek, 10/12/62.
    b) «Obviamente, las guerrillas no son reforzadas o abastecidas sistemáticamente desde Norvietnam, China u otro sitio. Dependen de las armas que puedan capturar.» — Fuente: Gral. Paul D. Harkins, jefe norteamericano de operaciones. Citado en el libro Free World Colossus (Coloso del Mundo Libre) por Dave Horowitz (Editorial Knopf) y por el Washington Post, 6/3/63.
    c) «Un dirigente del Frente respondía, en agosto 1963, al ser interrogado sobre la ayuda militar recibida del Vietnam del Norte: «¿La ayuda del Norte? La hemos esperado durante mucho tiempo… pero al fin preferimos arreglar nuestros asuntos entre nosotros, entre sudistas. Ciertamente la ayuda del Norte podría ser útil, pero ella no constituye nuestra principal preocupación y no será elemento decisivo en nuestra lucha. Además, la distancia y la falta de infraestructura logística impiden que sea importante(*)» — Fuente: Le Monde, 24/8/63. — (*) Citado por Chaffard en su libro.
    d) «A la fecha no ha salido a luz captura alguna de norvietnameses en territorio sureño.» — Fuente: New York Times, 6/3/64, informe desde Vietnam por Dave Halberstam.
    e) «Desde mediados a fines de 1963, virtualmente todos los infiltrados eran étnicamente sureños, sacados del grupo de fuerzas del Vietminh reagrupadas y llevadas al Norte en 1954. No eran soldados de infantería o carne de cañón (por lo menos no lo eran hasta que Hanói comenzó a mandar unidades norvietnamesas completas a fines de 1964 o a principios de 1965.» — Fuente: Artículo citado de Carver, Foreign Affairs de abril 66.
    NOTA: El hecho de que la cita (e) provenga de una fuente semi-oficial norteamericana ratifica que sólo hubo tropas norteñas en el Sur seis u ocho meses después de la iniciación de los bombardeos desde el mar a territorio del Norte por parte de naves de la 7 Flota norteamericana. Eso, dando fe al profesor Carver. La «escalada» aérea de EE.UU. se inició el 7/2/65, cuando los guerrilleros seguían ganando terreno.
    Sobre las Aldeas Estratégicas:
    «Ya hay 8.000.000 aldeanos —59 % de la población de Sur Vietnam— viviendo en las 6.000 aldeas completadas hasta aquí. El elemento básico del plan de batalla del Gobierno consiste en re-establecer a casi la totalidad de la población rural en 12.000 «areas estratégicas» con vallas de bambú, alambre de púas y milicianos armados.» — Fuente: revista Time, 17/5/63, tal como lo citara la Espada de Vietnam en julio 63.
    «65 por ciento de la población rural está en aldeas estratégicas.» — Fuente: The Observer, 11/3/63.
    Sobre los ataques aéreos:
    «La Fuerza Aérea norteamericana ha efectuado 50.000 ataques a las aldeas en 1962 y virtualmente a toda la población rural fuera de las aldeas estratégicas.» — Fuente: La Voz de América, 6/1/63. Departamento de Defensa de EE.UU. — Informe citado en la trasmisión de The Voice of América.
    Sobre el carácter popular de la guerra de guerrillas:
    «75% del pueblo, en variados grados, apoya a los rebeldes, que dominan el 90 % del territorio. — Fuente: informe del PDV, julio 63.
    Sobre la naturaleza de las Aldeas Estratégicas:
    «Ciertamente se trata de un modo irónico de proteger a las masas campesinas del comunismo… amontonarlos detrás de alambradas de púas bajo control policial, someterlos a adoctrinamiento intensivo, quemar sus aldeas. Los vietnameses son pobres, pero no animales domésticos.» — Fuente: entrevista en la C.B.S. con Tran Van Tung, líder del PDV, según informe del 9/63.
    Sobre la verdadera naturaleza de la guerra en Vietnam:
    «El pueblo no puede seguir la extraña lógica que decreta el fusilamiento o la cárcel en nombre de la libertad. Cuando se le ofrece las mejores comodidades para el trabajo forzado, se rebela; cuando se lo instala en los más innovados campos de concentración, protesta. Cuando se lo rocía con bombas de napalm, es tan desagradecido que piensa en términos de lograr un nuevo Gobierno.»
    «Cuerpos chamuscados de mujeres, niños y campesinos inocentes yaciendo en sus campos, cuerpos acribulados de manifestantes budistas… eso es hoy el Vietnam del Sur.» — Fuente: Nguyen Thai Binh del PDV, anti-comunista y opositor al FNL.
    Sobre los reportajes periodísticos desde Vietnam:
    Washington, mayo 5 (Associated Press).
    «Se informa que un documento potencialmente explosivo actualmente en manos de un subcomité del Congreso demolería las indicaciones del Gobierno que restringen el movimiento de corresponsales que cubren la guerra en Vietnam del Sur, a saber:
    1) Mantener a los reporteros lejos del área donde la lucha está completamente o casi completamente a cargo de tropas de EE.UU.
    2) Mantener a los reporteros alejados de cualquier zona que evidencie el fracaso para lograr la total adhesión del pueblo vietnamés.»
    Fuente: Citado en el informe 7/63 del PDV.
    Sobre el uso de Sur Vietnam como «Campo de Batalla Experimental»:
    «El ejército ha probado municiones de bajo calibre de hasta 1920, pero recién en las últimas operaciones de combate en Vietnam se ha puesto a tomar nota. La misteriosa Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (Advanced Research Projects Agency) del Departamento de Defensa, envió 1.000 rifles AR-15. Hay un informe marcado Secreto debido a las sangrientas fotos que contiene. La historia de lo que le sucede a un guerrillero vieteong cuando lo hiere un AR-15 es mantenida bajo riguroso control. Pero, dado que el enemigo ya sabe lo que hace el AR-15, puede ocasionalmente encontrarse a uno que vuelve y que puede contar lo que vio».
    «Cuando salí, allí estaba EL rifle. El efecto es fantástico. Vi cómo le pegaba a uno en el brazo. Lo hizo GIRAR y se lo voló entero. Otro recibió el tiro en la espalda y le sacó literalmente el corazón del cuerpo.»
    «Un hombre herido en las nalgas vivió cinco minutos. Los demás murieron instantáneamente. Con otras balas, su herida hubiera sido superficial.» (Foto de un niño de cinco años con un brazo destrozado en jirones).
    Fuente: revista True, diciembre 63. — Revista Look. 23/12/63.
    Sobre propósitos ulteriores para proseguir la guerra: «Una tremenda avalancha de contrabando de drogas ha visto la luz del día. Una de las figuras clave es Mme. Tran Can, esposa de un prominente general.» — Fuente: Informe PDV, 9/63.
    «El general Khanh alardeaba de tener 10 millones de dólares y que podía irse a vivir una existencia ociosa si quisiera.» — Fuente: N. Y. Herald Tribune, 3/2/64.

  • EE.UU. NECESITA LA GUERRA
  • La revista AVIATION WEEK dejó escapar el gato de la bolsa (6/4/64):
    «Una compañía de cargas aéreas, la Air America, establecida en Delaware, es actualmente el principal instrumento para la extensión de la guerra en Laos, Cambodia y Vietnam del Norte. Esta compañía tiene 200 aviones… usados con cédula de privilegio…
    Está transportando tropas especiales survietnamesas a diversos lugares… el viaje de regreso (acarrea) una carga de opio para un despacho posterior a mercados de EE.UU. mediante grandes aviones Boeing. Estos aviones están bajo el comando del U.S. Army General Paul D. Harkins y los pilotos han sido antes miembros del ejército norteamericano.» — Fuente: Edgar P. Young, comandante R.N. retirado en Eastern World, edición 6/64.
    Planes de EE.UU. para extender la guerra a Vietnam del Norte:
    1) W. W. Rostow, jefe del Consejo de Política de Planeamiento del Departamento de Estado (N.d.R.: también representante de EE.UU. ante el Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso, C.I.A.P. Ha visitado varias veces Buenos Aires, y puede recordarse un incidente con estudiantes en la Facultad de Ciencias Económicas.) ha adelantado el «Plan Rostow? 6» que prevé un bloqueo naval e incursiones aéreas contra Vietnam del Norte.
    El senador Melvin Laird declaró en el Comité de Apropiaciones Defensivas de la Cámara de Representantes de EE.UU.: «El gobierno del país prepara planes para una ofensiva en Vietnam del Norte». — La Associated Press informó sobre una fuerza de combate de 50 bombarderos a reacción que se entrenan en las Filipinas aguardando la decisión de EE.UU. para bombardear objetivos en Vietnam del Norte. Trascendió que los bombarderos han recibido material estratégico sobre Vietnam del Norte obtenido por aviones de reconocimiento U2. Entiendo que la Conferencia de Honolulú guiada por Rusk y McNamara planeó incursiones aéreas y sabotajes contra la República Democrática de Vietnam.»
    (Extractos de una carta a Lord Russell enviada por el Ministro de Relaciones Exteriores de Vietnam del Norte).
    2) «La guerra contra los comunistas ya ha superado las fronteras de Vietnam del Sur con raids y movimientos de infiltración que han sido tan al norte como hasta China… Con apoyo norteamericano consistente en fuerza aérea, armas y dinero, una élite estimada en 50.000 soldados survietnameses está siendo entrenada para una ofensiva en golpes sobre-frontera a centros comunistas de abastecimiento y rutas de comunicación.
    «A despecho de las deducciones del Secretario de Defensa McNamara en Washington (marzo 26) en cuanto a que no ha sido tomada una decisión para extender la guerra, se sabe aquí que golpes de guerrilla contra los comunistas han sido incrementados desde el verano pasado.
    «El factor clave en los raids actuales es el transporte aéreo provisto por la Air America, una compañía norteamericana de cargas (que) oculta el patrocinio gubernamental. Aquí, los asesores militares norteamericanos afirman optimísticamente que extendiendo la guerra más allá de la frontera, además de un gobierno estable en Saigón, se provocará el colapso de la insurgerencia comunista en un año.
    «Las fuerzas especiales —ahora un décimo del ¥¿millón de vietnameses bajo bandera— no están conectadas con ninguna organización militar formal.

    Dependen de la Air America y utilizan numerosas pistas de aterrizaje en Vietnam del Sur y Tailandia.
    «A fin del año pasado, cuando los funcionarios norteamericanos decidieron que era imposible ganar la guerra confinándola a las fronteras de Vietnam del Sur, pusieron en marcha un programa expandido para el entrenamiento de fuerzas especiales en bases secretas enfatizando las técnicas de operación más allá de las fronteras nacionales.»
    (Tomado de Aviation Week, 6/4/64. POR FAVOR — NOTAR LA FECHA).
    3) «Ya hemos ayudado e instigado la extensión de la guerra más allá de la frontera de Vietnam del Sur. Temo que no bien sea claramente establecida la prueba de ello —como creo que puede ocurrir— despertemos alguna mañana y nos encontremos aplanados en las Naciones Unidas sobre el banquillo de los acusados pues no creo que tengamos alguna base legal internacional para estar en Vietnam como combatientes.»
    (Senador Wayne Morse ante el Senado de EE.UU. el 14/4/64. POR FAVOR — NOTA LA FECHA).
    4) «El Plan 6 de W. W. Rostow preveo inicialmente un bloqueo naval a Haifong, puerto de Hanói. Si Hanói rehúsa entonces suspender el apoyo, los puertos norteños pueden ser bombardeados desde el mar, y finalmente, los aviones estratégicos norteamericanos podrían atacar la propia Hanói, si es necesario, con los colores de Vietnam del Sur.»
    (Fuente: James Cameron, Daily Herald, 4/3/64: POR FAVOR — NOTAR LA FECHA).
    5) «El secretario de Estado Dean Rusk dijo a las naciones de la S E ATO que EE.UU. está decidido a permanecer en Vietnam del Sur y que pronto la guerra podría ser llevada a Vietnam del Norte.» (New York Times, 10/4/64).
    6) «Los planeados bombardeos de Vietnam del Sur al Norte podrían comenzar a fin de mayo o principios de junio.» (Wall Street Journal, 13/4/64).
    7) «Una guerra expandida en Asia solo podría ser ganada si usáramos armas nucleares: Wayne Morse después de un resumen secreto de Dean Rusk.» (I. F. Stone’s Weekly, 16/3/64).
    8) «Lo tétrico del Plan 6 es que no tiene fin. Si debe bombardearse Hanói entonces debería bombardearse Shangai para evitar que China ayude a Vietnam del Norte…» (James Cameron, Daily Herald.
    4/3/64).
    9) «El 30 de julio, naves norteamericanas de guerra se entrometieron en las aguas territoriales norteñas de la República Democrática de Vietnam y bombardearon las islas de Hon Me y Hon Ngu. El 1 y 2 de agosto, aviones norteamericanos bombardearon un puesto fronterizo y una aldea en territorio de la RDV. El bombardeo de pueblos costeros de la RDV el 5 de agosto fue un movimiento premeditado del imperialismo norteamericano para extender la guerra paso a paso.» (Oficina del Charge D’Affaires de China en Londres, 6/8/64).

  • LA MECÁNICA DEL GENOCIDIO
  • Data posterior sobre la guerra experimental conducida por EE.UU.
    a) «Utilizamos un explosivo de fósforo disparado por la artillería y desde bombarderos de combate. Estalla formando una nube blanca y quema todo lo que toca.» (Cable de AP desde Saigón, 21/3/64, en el Baltimore Sun).
    b) «El espectáculo de niños quemados por el napalm fue revulsivo, tanto para los vietnameses como para los americanos.» (Cable de AP en el Washington Star, 22/3/64).
    Informe del PDV sobre atrocidades:
    1) Supuestamente, el propósito de las aldeas fortificadas es mantener al Vietcong afuera. Pero el alambre de púas niega el ingreso y la salida. Los granjeros son metidos en esos virtuales campos de concentración a la fuerza, a punta de fusil. Sus casas, posesiones y plantaciones son quemadas. En la provincia de Kicn-Tuong, siete aldeanos fueron llevados a la plaza mayor. Les tajearon los estómagos, sus hígados fueron extraídos y expuestos. Las víctimas eran mujeres y niños. En otra aldea, una docena de madres fue decapitada ante los ojos de sus compatriotas. Y en otra villa aún, las mujeres preñadas fueron invitadas a la plaza por las fuerzas del Gobierno a fin de recibir homenaje. Les abrieron los vientres y sus criaturas fueron extraídas…» (Publicado en el Dallas Morning News, 1/1/63).
    2) «Decapitaciones, despanzurramiento y exposición de niños y mujeres asesinadas es algo común… 685.000 han sido mutilados mediante las armas o la tortura…» (De un informe del PDV a la Comisión Internacional, 18/10/62).
    3) «En las celdas de más de un millar de prisiones en Vietnam del Sur, unas 100.000 mujeres y 6.000 niños están condenados a la muerte lenta. Algunos niños llevan allí hasta seis años. Otros nacieron en la prisión y allí murieron.» (Ma Thi Chu del FNL).
    NOTA: Por favor, nótese la coincidencia de los informes del Frente Nacional de Liberación y del Partido Demócrata del Vietnam, aunque las dos organizaciones están enfrentadas políticamente, y la última mantiene una agencia en EE.UU. donde efectúa publicaciones.

  • LA OTRA CARA DE LA MONEDA
  • Del programa del Frente Nacional de Liberación:
    «…Llevar adelante sin demora, una democracia amplia y real donde la libertad de pensamiento, expresión, prensa, organización, reunión, manifestación, comercio, sindicalismo, y la libertad para establecer partidos, organizaciones políticas, sociales y profesionales, libertad de movimiento, religión culto y libertades corporales sean garantizadas por y para toda la población, sin discriminación alguna. «Parar la persecución, arresto, detención de patriotas y opositores, individuos y partidos, anular el bárbaro régimen de prisión imperante, especialmente la tortura, la penitencia, el lavado de cerebro y la promiscuidad de los prisioneros. Refrenar todo establecimiento en Vietnam del Sur de cualquier forma de régimen dictatorial, sea nepótico y militarista o instalado por un grupo o partido, y todo implantamiento de una política monopartidaria o o monoreligiosa, una política de dictadura en ideología, política, religión y economía.
    «Elecciones generales libres para elegir órganos y para formar un Gobierno de coalición nacional compuesto por representantes de todas las fuerzas, partidos, tendencias y estratos del pueblo de Vietnam del Sur… una política de neutralidad, que no adherirá a ningún bloque militar y no permitirá el estacionamiento de tropas de un país extranjero
    0 la radicación de bases en el país. Aceptará ayuda de todos los países, sin discriminar su régimen político, y entablará relaciones amistosas en un nivel de igualdad con todas las naciones. Respetará la soberanía de todos los países y formará junto con Camboya y Laos una zona neutral en la península Indochina. La reunificación será efectuada, paso a paso, sobre una base voluntaria, con la debida consideración de las características de cada zona, con igualdad, y sin que una zona sea anexada por otra…»
    NOTA: Esta es la siniestra plataforma del perverso «Vietcong» cuyo mayor delito es buscar la erradicación del genocida régimen del mariscal Cao Ky —quien reconoció ser admirador de Hitler— padre de la actual corrupción administrativa, y respaldo de una camarilla que ha hecho de la guerra un negocio inmejorable. Ese es el «peligro comunista» que combate la escalada norteamericana con la idea de conservar las bases militares radicadas en territorio vietnamés. Hay quienes comentan que China no ve con muy buenos ojos los afanes neutralistas del budismo survietnamés.
    Declaración de Ho Chi Minh sobre neutralidad:
    «…neutralidad para Vietnam del Norte y del Sur, e independencia de Rusia, China y Estados Unidos.» (Times, 5/11/63).
    Declaración de W. Bedell Smith en el dictamen de la Conferencia de Ginebra, 21/7/54:
    «Tomamos nota de los acuerdos y de los parágrafos
    1 al 12 inclusive de la declaración final… Los EE.UU. se abstendrán de amenazar o de utilizar la fuerza para su perturbación… y verían toda renovación de la agresión con grave preocupación (en el caso de violarse los acuerdos) y como una amenaza seria a la paz y a la seguridad internacional.»
    Los EE.UU. no firmaron el Acuerdo final pero se suscribieron así en apoyo del dictamen. Hoy, las únicas tropas extranjeras en Vietnam, son las de EE.UU. y sus aliados.
    El editorial del Guardian del 11/8/64 confirma los rumores de que el movimiento de la 7? Flota hacia el golfo de Tonkín estuvo calculado y directamente relacionado con los ataques navales de la flota «survietnamesa»:
    Surge en Washington un nuevo informe… Las islas norvietnamesas de Hon Me y Hon Ngu fueron verdaderamente atacadas desde el mar, como ha alegado Hanoi, antes del estallido de la crisis; ésto es ahora admitido en Washington. Los atacantes fueron barcos de Vietnam del Sur, no la Séptima Flota; pero esta distinción no parece tan significativa en Hanoi como lo es en Saigón, cuando a esa altura el destróyer Maddox navegaba por el golfo de Tonkín…
    Sígase recordando el Plan Seis: «fabricar un incidente».
    El 6/8/64, aniversario de Hiroshima, los diarios informaron acerca del primer ataque naval norteamericano a Vietnam del Norte, consumado por buques de la Séptima Flota en respuesta a «la agresión de navios norvietnameses».

  • INTERMEDIO: KENNEDY Y «LA ESCALADA»
  • El 1/11/63, Diem y Nhu fueron ejecutados por la Junta Militar que los derrocó. En Nueva York, la Sra. Nhu (super anticomunista) declara alterada a la prensa, todavía antes de tener confirmación de la muerte de los suyos:
    Los EE.UU. han querido aplastar a los dirigentes legalmente elegidos por el pueblo vietnamita con el objeto de convertir a nuestro país en satélite…
    La traición no triunfará. No se domina un país con dinero y marionetas… Se ha fomentado la revuelta para poder presionar a un aliado poco poderoso…
    Algún día tendrán que responder por todo esto. .. Si los míos han muerto realmente, asesinados a traición con el beneplácito del gobierno norteamericano, las dificultades de los EE.UU. en Vietnam no habrán hecho más que comenzar…
    Las iras de la Sra. Nhu tienen explicación. Lo irónico del caso, es que achaca a la Junta Militar los principales defectos del régimen derrocado. Narra Chaffard:
    El 2 de setiembre, con ocasión del «Labor Day», el presidente Kennedy, interrogado ante los micrófonos de la cadena de televisión CBS califica de «extremadamente irrazonables» los métodos de Ngo Dinh Diem. «La represión contra los budistas —dice— ha debilitado aún más las posibilidades del régimen. Si los survietnamitas quieren ganar la guerra, deben cambiar de política y quizá de personalidades dirigentes.» … Y es Henry Cabot Lodge quien se va a dedicar a convencerles de ello… también ha de enfrentarse a las intrigas de una fracción de la C.l.A. cegada por el anticomunismo y cuyas relaciones con las fuerzas especiales de Nhu son develadas por la prensa americana. . . el jefe de la C.l.A. en Saigón es llamado a Washington y el Senado autoriza al presidente Kennedy a suspender la ayuda a Vietnam del Sur, y se suspende además el pago mensual de 300.000 dólares a las fuerzas especiales de Ngo Dinh Nhu hasta entonces realizado con cargo a los fondos secretos de la Agencia

    Central de Información, y ello mientras que las unidades entrenadas con la ayuda americana no se emplean para luchar en las provincias contra los viet-congs, sino que son utilizadas en Saigón en bajo3 menesteres (esas fuerzas especiales son las que han realizado el asalto a las pagodas el 21 de agosto). (Págs. 235/36).
    Según un plan del gobierno de EE.UU. y a pesar de la muerte de Kennedy, un primer contingente de 300 soldados norteamericanos abandona Saigón el 3 de diciembre, iniciando lo previsto por el proyecto presidencial de retirada de los 16.000 consejeros militares. El 20 de diciembre, una manifestación callejera anticomunista de elementos que temen que un posible neutralismo desemboque en un socialismo (comerciantes, burguesía y beneficiados por la ocupación) favorece a la «línea dura» norteamericana. Comenta Chaffard:
    La existencia de esta tendencia facilita argumentos a aquellos responsables americanos que son partidarios de una lucha «hasta la victoria», y cuyo optimismo, en el momento que los guerrilleros del Frente Nacional actúan en el delta del Mckong, recuerda la ilusión argelina de los últimos momentos. ¿No preveía el plan Staley de julio 61 el triunfo en 18 meses? Los mismos presionan desde comienzos de 1964 sobreseí nuevo equipo de la Casa Blanca para que se retrase el programa de retirada de los consejeros, elaborado por la administración Kennedy.
    Incluso les sirve de argumento para pedir el acrecentamiento de los efectivos del general Harkins, el que el mes de diciembre haya sido el más mortífero de todo el año 63 para las fuerzas americanas en Vietnam del Sur. (Pág. 254).
    El 30 de enero 64 el general Khanh derroca a la Junta Militar. El Plan Seis ha sido puesto en marcha, al primer incidente naval del 5 de agosto (mes en que Cao Ky derroca a Khanh), sigue el hundimiento de tres torpederas norvietnamesas por dos destróyers de EE.UU. el 16 de setiembre en Tonkín. El 7/2/65 se abre con el primer ataque aéreo de la escalada al Norte. El 9/5/65 ya hay 42.000 soldados norteamericanos en el sur de Vietnam. El 28 de julio ascienden a 125.000 y en la actualidad oscilan alrededor de los trescientos mil apoyados por el poderío naval y aéreo de EE.UU.
    En una entrevista publicada por el semanario francés Le Nouveau Candide) la Sra. Nhu dice que por su sugerencia su marido estaba manteniendo contactos secretos con representantes de Norvietnam y que estaba a punto de firmar un tratado de paz cuando los norteamericanos, asustados, lanzaron deliberadamente un golpe de estado que liquidó a los hermanos Diem y Nhu.
    Yo hasta había decidido hacer un gesto fraternal mandando mis dos hijos mayores al Norte, como acto de apertura —dijo.
    La Sra. Nhu agregó que los norteamericanos preparaban una guerra expansiva y que «el crimen de mi marido fue oponerse a ella». (The New York Times, 19/7/66).
    El senador Wayne Morse… sugirió al profesor Galbraiht que la política de EE.UU. en Vietnam hubiera sido totalmente distinta de no haber muerto bajo la3 balas de un asesino.
    El desaparecido presidente había ordenado una intensiva revisión de la política en Vietnam en los días previos a su muerte, según el senador Morse. Recordó haber visitado al presidente en la Casa Blanca diez días antes de su muerte el 22/11/63. Cuando la conversación se enfocó en la situación vietnamesa, el presidente mencionó los discursos críticos del senador en la Cámara y remarcó que él «no estaba seguro pero que yo tenía razón», explica el senador Morse. Y agrega: e¡ presidente Kennedy dijo que tenía la situación del Vietnam bajo «intensivo estudio». (The New York Times, 26/4/66).
    Dejemos a un norteamericano (Carver) el epílogo de esta data:
    Incuestionablemente, hay muchos no comunistas sirviendo heroicamente en distintos componentes del Frente Nacional de Liberación, impulsados por el deseo de poner remedio a auténticas causas de queja, o con plena fe de que así están contribuyendo a edificar tina estructura política mejor para su patria. (Pág. 26).
    Vietnam es una antorcha que ilumina la senda de los pueblos hacia la libertad. Vietnam es un solo país. Su pueblo es una sola marcha y su lucha un estandarte que flamea altivo en el mediodía de la esperanza.

  • EL MOMENTO DE LA VERDAD
  • Un detalle: las elecciones de setiembre pasado para constituir una Asamblea que reformará la Constitución, primer paso para «elecciones libres». Cao Ky proclamó orgulloso un éxito del 80 % de votantes. Obsérvese que sobre una población de 15.715.000 votaron según las cifras dadas por el gobierno militar 3.700.000 personas (número no verificable). Generalmente, el electorado de un país está constituido por el 60 % de su población, cosa que en el Vietnam del Sur daría cerca de 9 millones. Cao Ky expresó que «en regla» habían solo 5.200.000. Aceptando como verdadera la cifra oficial, significa apenas un 40 % del electorado, o sea la mitad de lo proclamado por un «heroico» defensor de la Democracia.
    Y he aquí dos textos para quienes sospechan una extraña relación entre la muerte de los hermanos Ngo y el presidente Kennedy:
    Estados Unidos, con el 6% de la población terrestre, controla el 60 % de los recursos naturales del planeta. Su heroico pueblo, que vertió sangre desde Anziona Iwo Jima para frenar la barbarie nazi, junto al pueblo del llamado «Tercer Mundo» padece el delirio de un clan de magnates, miembros y siervos de Corporaciones que han invadido la Casa Blanca para identificar el destino de sus empresas con el del mundo. No es secreto alguno que la mayor parte del Estado Mayor norteamericano pertenece a los directorios de las más poderosas compañías estadounidenses, ni que sus jugosos dividendos provienen de concentrar más del 50 % del producto nacional de EE.UU. en el negocio de la guerra. Al otro lado de esta evidencia, las potencias comunistas —hoy divididas entre sí por cuestiones de supremacía— enfrentan a EE.UU. sin que se vislumbre en el horizonte otra imagen que las espirales de la Tercera Guerra Mundial.
    Al mundo «infradesarrollado» corresponde la gran responsabilidad de neutralizar una llamada «Guerra Fría» que hace varias décadas se ceba incendiariamente en sus territorios y en sus pobladores. La mitad de la población planetaria vive en ese mundo: el nuestro.
    Vietnam es uno de los ejemplos más patentes de lo que le sucede a un país cuando cae dentro del ámbito especulativo de USA, Europa, China y la URSS. Para éstas potencias, las guerras internas del «Tercer Mundo» son el caldo de cultivo para sus propios objetivos nacionales: la exportación de sus credos, sus salvadoras mitologías y su artillería. Si tomamos conciencia de nuestra posición en el mapa, debemos asumir que el mundo que para ellas es el «tercero», para nosotros es el PRIMERO y UNICO. Para las grandes potencias industriales, NEUTRALISMO es una mala palabra.
    Los piratas que usurpan la bandera de Estados Unidos necesitaron forzar a un país con vocación neutralista (Cuba) hacia el comunismo para poder maquinar así su aplastamiento. Los divididos comunistas, por su parte, no tienen prisa en ayudar a los países en vías de desarrollo, a no ser que tengan perfectamente controlada su infraestructura política, es decir, no antes de haberse asegurado la fidelidad (pro-Moscú o pro-Pekín). El PRIMER MUNDO, del que América forma parte, se halla aquí y ahora ante la posibilidad (y responsabilidad) de gestar una REVOLUCIÓN INÉDITA: la que quedó trunca entre las ruinas aztecas, mayas e incas. Vivimos la hora de Indoamérica.
    La guerra racial y colonialista de los neo-conquistadores en Vietnam, que osan cínicamente enunciar el nombre de Dios durante sus prácticas genocidas, no dejan lugar a dudas sobre los proyectos que ellos acarician. Ya se ha referido el «Imperator» Johnson a nuestra Patagonia y a nuestro Río de la Plata. A sus cómplices en el Hemisferio ha dicho: «Aceleremos el paso. El tiempo no es nuestro aliado.» Nuestros pueblos, en cambio, conocen los trucos del genocida y la trampa del uso de palabras de paz para encubrir actos de guerra. Nuestro aliado genuino es el pueblo norteamericano, y no su verdugo disfrazado de pacificador. No precisamos Alianzas que frenan el progreso real, ni ideologías importadas que carecen de respuesta dinámica para nuestros problemas de esclerosis y postergación. No precisamos gastar nuestros escasos dólares en «Fuerzas Interamericanas de Paz», sino que necesitamos construir un país soberano. El tiempo será nuestro aliado, si sabemos utilizarlo propiamente poniendo en marcha nuestras energías edificadoras.
    Nuestras gentes no quieren otra cosa que la realización de un futuro que durante más de un, siglo nos ha sido escamoteado por los siervos de un imperio despiadado y anti-humano.
    Nuestra tradición habla un idioma de libertadores y no de opresores. Todos los tiranos de América han sido súbditos de un credo que no es de los americanos auténticos, sino que es herencia del filibusterismo europeo. Nuestros países nacieron de la Revolución, y a la Revolución nos debemos. Nuestro aliado genuino es la verdad.
    Nuestra patria es América. Nuestro ámbito de patria donde construir es la Argentina. La tragedia de Vietnam y la heroica lucha de su pueblo nos enfatizan la misión que tenemos en el PRIMER MUNDO: liberarnos y crecer. Nos quedan por conquistar las fronteras internas de nuestras latentes riquezas para trazar luego los ilimitados surcos del trabajo y sembrar en ellos las irrefrenables semillas de la justicia.
    El tiempo trabaja a nuestro favor. Nutramos sus calderas con nuestro trabajo.

  • ULTIMO MOMENTO:
  • (Saigón, AP) «Con la llegada del último contingente de la 4º División de Infantería proveniente de Fort Lewis-Wáshington, las tropas de EE.UU. suman 325.000 soldados». El Congreso norteamericano ha concedido al Presidente Johnson poderes especiales para movilizar a los reservistas directamente. El secretario McNamara acaba de revistar las bases de EE.UU. en Vietnam. También se han votado 58.000 millones de dólares para gastos bélicos. ¿SE HA DECIDIDO YA EL ASALTO A LA REPÚBLICA CHINA?

    Mientras el secretario McNamara anuncia el tonelaje de bombas a descargar sobre Vietnam, mientras el Estado Mayor informa que en breve las tropas norteamericanas ascenderán a 400.000, mientras el general Westmoreland dice que este número es insuficiente para alcanzar la victoria y pide más soldados y pertrechos, mientras desembarcan en Survietnam más destacamentos invasores (surcoreanos y filipinos), mientras TODO este lenguaje activo de guerra tiene lugar y perdidas entre los diarios dos noticias informan que el Pentágono reconoce tener instalados ya al sur del paralelo 17″ dispositivos para el disparo de armas nucleares, y que la fuerza aérea norteamericana está bombardeando la zona desmilitarizada con gases y productos químicos defoliantes «a fin de detener la infiltración comunista», el PACIFISTA Johnson se reúne en Manila con sus aliados en la agresión y la prensa belicista tiene el descaro de proclamar que la paz depende de Hanoi. Día a día los aviones de EE.UU. arrasan todo lo que encuentran en territorio al norte del paralelo con artefactos destructivos de bárbaro efecto. Centros industriales, usinas, hospitales, escuelas… ENTONCES, los genocidas saben que el pueblo vietnamés no puede dejar de luchar por su Independencia, así como lo hizo contra Japón y contra Francia. Los EE.UU. ya han dicho mil veces que jamás reconocerán un régimen comunista, aunque llegue al poder mediante elecciones legales. Hanoi no puede rendirse, la «escalada» seguirá.
    La voz del PRIMER MUNDO no puede silenciar su grito de denuncia.

    Tags: , , , ,