—En declaraciones recientes, Ud. denunció la actitud de la IKA-Renault como enmarcada en una provocación de sectores reaccionarios, ¿con qué objetivos cree que se mueven esos sectores y qué expresiones concretas ha tenido hasta el momento su ofensiva en Córdoba?
—Yo le diría que esto forma parte del proceso que se inició con el navarrazo, o sea que esto es la pretensión de consumar los objetivos que tuvo el navarrazo, en el sentido de aplastar a la clase obrera y al pueblo trabajador en sus derechos económico-sociales, políticos y culturales. Lo que no consiguieron con el navarrazo lo quieren conseguir con una provocación que está instrumentada a través de la empresa IKA-Renault y que en el plano superior de la política está conducida por el Ministro de Bienestar Social López Rega, por el Ministro de Trabajo Otero, y consecuentemente, por quien instrumenta el aparato político, o sea, el Ministerio del Interior.
Es decir, se trata de frustrar definitivamente un proceso que votó el pueblo el 11 de marzo por la liberación nacional y social argentina.
La clase obrera y el pueblo de Córdoba frustraron en gran medida los objetivos del navarrazo. La intervención a Córdoba ha sido rechazada por nosotros. De todas maneras, el interventor federal no ha hecho la política que pretendían los instigadores y ejecutores del navarrazo, sino que ha hecho una política de equilibrio. Claro que las políticas de equilibrio desembocan por caminos que no son los de la clase obrera y el pueblo.
Entonces, hoy nos encontramos frente al compromiso de frenar esta reintentona de consumar esos objetivos, que no son para Córdoba solamente, sino que pretenden extenderse a todo el contexto nacional. Lo que se quiere es imponer una política de continuismo, que es el proyecto del GAN, de la reacción interna, de la oligarquía y el imperialismo.

—¿En Córdoba, cuáles serían esos sectores que a nivel nacional Ud. identifica en Otero, López Rega y el Ministerio del
Interior?

—Bueno, aquí en Córdoba podríamos precisar: la CGT ortodoxa de Barcena y Hernández, y recalcamos Hernández porque ha sido miembro del Consejo Asesor de Carlos Caballero y, en consecuencia, represor del Cordobazo. Y en el plano político, la Mesa Redonda del Peronismo Ortodoxo de Julio Antún.
Nosotros, que vamos a luchar en estos momentos, queremos diferenciar el contenido de nuestra lucha y nuestros objetivos en relación a la CGT de Barcena. Porque la CGT de Barcena hoy denuncia a Brunello, pero lo denuncia con el sentido de que Bru-nello no hace lo que quiso Navarro, y nosotros luchamos por nuestros derechos.

—Y sobre el conflicto del SMATA, ¿qué perspectivas cree que se abren ahora?
—Nosotros vemos que es una lucha dura y difícil. Porque el conflicto del SMATA no está, en realidad, circunscripto al SMATA. Es un problema general: o aquí se impone el Pacto Social, del congelamiento de los salarios y la libertad de los precios, o se abre una perspectiva de unidad, de lucha y de satisfacción de las demandas obreras y populares.

—¿El paro activo del jueves sería el comienzo de un plan de lucha de más vasto alcance?
—Bueno, nosotros hemos hablado con los compañeros de la Federación Gráfica Bonaerense, con distintos nucleamientos nacionales, con compañeros de Villa Constitución, con los compañeros de Bagley, Ivisa, con los compañeros tucumanos, etc., para que esto tenga una proyección nacional en cuanto a que la lucha tome una envergadura tal que haga retroceder a la burocracia, la oligarquía y el imperialismo.

—¿Qué pasos están previstos en ese sentido?
—Pensamos convocar a una reunión nacional de todas las fuerzas antiburocráticas, antiimperialistas, obreras, populares y democráticas para formar una coordinadora, una suma de esfuerzos por este objetivo de los trabajadores.

Agustín Tosco

Tags: , ,